El Deán Funes continúa celebrando los 90 años de la institución

Con el doble propósito de continuar con la celebración de los 90 años de la casa salesiana Deán Funes y por el Día Mundial de la Salud, un grupo de profesoras realizó una master class de zumba en el gimnasio de la institución que, con el apoyo gratuito de los instructores, logró reunir una muy buena cantidad de leche y chocolate que será destinado al próximo trabajo del oratorio, en el marco de una apertura hacia la comunidad que además permitirá el ingreso de niños del barrio a la banda musical, aunque no concurran al establecimiento educativo.

Andrés Quezada, como director general de la casa salesiana, agradeció la amplia participación que tuvo la convocatoria y especialmente a Paola Alejandra Rodríguez, Mateo Águila, María Rosa Curiqueo, Débora Esquivel, Angélica Mayorga, Vanesa Calderón, Patricia Giménez, Paola Mayorga y Natalia Vilte como coordinadores de la master, en forma gratuita, que también recibieron el aporte solidario solicitado a modo de entrada.

Respecto de la campaña realizada para el Oratorio, agregó que “se está trabajando con los futuros animadores oratorianos a quienes se los forma para abrir la propuesta en mayo próximo con los chicos del barrio. Dentro de lo que es el origen de la obra salesiana, el oratorio consiste en reunir a los niños en los espacios de juegos, de oración y de formación, lo que nos permite contenerlos, sacarlos de la calle y transmitirles valores, en definitiva, crear espacios sanos para ellos”.

Te puede interesar
El Coro Polifónico Municipal cumple 27 años y lo celebra cantando

En esta apertura hacia la comunidad, y dentro del carácter formativo de animadores, también se prevé el inicio de actividades de la banda musical infanto-juvenil que “igual que el oratorio, se abrirá a los niños del barrio -mayores de nueve años- que tengan ganas de aprender a tocar instrumentos como clarinete o trompeta, entre otros, y pueden acercarse al colegio para inscribirse”.

 

Comentar
- Publicidad -