Edesur informó que en el verano se redujeron un 40% los cortes de luz a sus usuarios

La cantidad de cortes de luz en el área de la distribuidora Edesur disminuyó un 40% durante los meses de diciembre, enero y febrero, de acuerdo a una primera estimación de la compañía, lo que permitió reducir el promedio por usuario de 11,1 a 6,45 horas de interrupción del servicio.

Así lo indicaron fuentes de la distribuidora al culminar las mediciones correspondientes a los tres meses de mayor demanda de energía eléctrica en su zona de concesión de la Ciudad de Buenos Aires y partidos del conurbano, lo que permitió comparar el desempeño del sistema de este verano frente al de la temporada 2017-2018.

De acuerdo a la compañía, de diciembre a febrero últimos se registró un 40% menos de cortes comparado con el mismo período anterior, según una fórmula de cálculo que realiza Edesur para sintetizar la cantidad de cortes y su duración.

Las fuentes indicaron que de las 11,1 horas de cortes registradas en el verano 2017/2018 se pasó a las 6,45 horas promedio en la reciente temporada estival, cifras que son oficializadas cada seis meses por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) que abarca de septiembre a marzo.

Voceros de la compañía explicaron que estos datos ratifican la previsión de 24 horas de corte por cliente para todo 2019, una mejora que responde a los más de $10.000 millones que la distribuidora invirtió en el bienio 2017-2018 y a los cuales sumará otros $8.000 millones para 2019.

Leer más  Los precios de la telefonía celular aumentarán entre 10 y 19% a fin de año

“Todavía hacen falta un par de años de fuertes inversiones para llegar a una calidad de servicio correcta pero estos números demuestran que al curva descendente de cortes es muy fuerte y en los meses de mayor demanda”, explicaron desde la compañía que forma parte del Grupo Enel.

Leer más  Tarjeta alimentaria: el 60% de lo gastado son productos recomendables

En ese mismo sentido, las fuentes admitieron que “en la amplia área de concesión que abarca a 2,5 millones de usuarios, hay ciertas disparidades que motiva a realizar mayores inversiones en algunos distritos, es decir focalizar las mejoras para hacer un servicio más homogéneo”.

El ENRE mide la calidad del servicio que prestan Edenor y Edesur a través de los índices SAIFI, que mide la frecuencia o cantidad promedio de interrupciones por usuario y SAIDI que releva la duración de cada interrupción promedio por usuario, un procedimiento implementado a partir de la Revisión Tarifaria Integral (RTI).

En la actualidad, ambos índices se miden por partido en el caso de la provincia de Buenos Aires, y por comuna en la ciudad de Buenos Aires, a diferencia de lo que se hacía hasta enero del 2017 donde se computaba un solo índice en forma agregada para cada concesionaria.