El FMI aprobó el desembolso de us$ 10.800 millones para Argentina

El Fondo Monetario Internacional aprobó el viernes, en Washington, el desembolso de 10.800 millones de dólares para la Argentina, tras concluir la tercera revisión del acuerdo stand by vigente desde el 20 de junio de 2018.

“El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la tercera revisión de la evolución económica de Argentina en el marco del Acuerdo Stand-By a 36 meses aprobado el 20 de junio de 2018” lo cual “permite a las autoridades del FMI girar el equivalente a DEG 7.800 millones (aproximadamente, US$ 10.800 millones), lo cual eleva las compras totales desde junio de 2018 a DEG 28.013,71 millones (aproximadamente, US$ 38.900 millones)”, precisó el organismo multilateral a través de un comunicado.

Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, sostuvo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto”.

“El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente -dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado- están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018 pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres. Sin embargo, la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”, expresó Lagarde.

Te puede interesar
Ya pronostican que la inflación se acelerará en noviembre y diciembre

Asimismo, sostuvo que “el gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PIB se encuentra en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa”.

Sin embargo, aclaró que “no obstante, a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario. Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda”.

También consideró que “las prioridades incluyen esfuerzos adicionales por crear un sistema tributario menos distorsionador, promover una mayor competencia en los mercados internos de productos, eliminar las barreras al comercio internacional y a la inversión extranjera, afianzar la gobernabilidad, hacer frente a la corrupción y promover la equidad de género”.

Comentar
- Publicidad -