Un hombre se tiroteó con la policía en Madryn, hirió a un oficial y recibió un disparo que le causó muerte cerebral

Trelew (Agencia). Un hombre se tiroteó con la policía en Puerto Madryn, hirió a un oficial y terminó con muerte cerebral al recibir un disparo en el cuello que le dañó una arteria importante que lleva sangre a la cabeza. Momentos antes del enfrentamiento había baleado a su expareja y por eso lo buscaban para detenerlo. Hasta ayer a última hora su estado seguía siendo irreversible.

Se trata de un hombre de 40 años llamado Nicolás Javier Cherruzo, que el jueves a la noche protagonizó en Puerto Madryn una sucesión de hechos sangrientos; primero, atacando a balazos la casa de su ex e hiriéndola a ella en una pierna y luego enfrentándose a los policías que habían salido a buscarlo para meterlo preso por orden de una fiscal.

En esa balacera, el oficial principal Manquin recibió un tiro que le fracturó el antebrazo derecho y Cherruzo dos disparos, uno de los cuales lo hirió gravemente en el cuello. El hecho se registró antes de las 22:30 en inmediaciones de las calles Periodistas Patagónicos y Alem, en la zona norte de Madryn. Cherruzo llegó al hospital local “con un hilo de vida”, pese a que en el lugar del tiroteo ya lo habían dado por muerto.

El hombre había tenido en los últimos días un altercado bastante violento con su expareja, a punto tal que desde la Justicia le habían dictado la prohibición de acercamiento. Eso al parecer lo enfureció y anteayer desobedeciendo la orden judicial fue a atacarle a balazos el domicilio, uno de los tiros hirió a la mujer en una pierna. Por esa circunstancia, una fiscal había pedido su detención.

Te puede interesar
La línea 144 contra la violencia de género recibió más de 74 mil consultas entre enero y agosto

El jefe de Policía Miguel Gómez, ni bien tomó conocimiento de lo sucedido, se dirigió a Puerto Madryn y después habló por Radio 3 Trelew. También fue entrevistado por Crónica y relató lo ocurrido.

Confirmó que Cherruzo estaba armado con un revólver calibre 38 con el que atacó a tiros la vivienda de su ex, la baleó a ella y después se enfrentó con la policía, y afirmó que el personal actuó según el protocolo de Nación, al que recientemente adhirió la provincia, el del respaldo a los efectivos de las fuerzas de seguridad para sacar el arma y responder cuando la vida de ellos o de una víctima esté en peligro.

Destacó, en ese sentido, el profesionalismo del oficial Manquin y del chofer del patrullero, el cabo primero Suárez. “Era la vida de ellos o la de él”, sostuvo el jefe de Policía, quien reveló, asimismo, que hubo testigos del enfrentamiento, “de la agresión ilegítima que sufrió el personal policial al querer detenerlo”, aclaró.

Sobre el final indicó que entre las primeras diligencias que se hicieron en torno a la investigación del hecho “se han secuestrado las armas de los efectivos policiales para saber a ciencia cierta de cuál de las dos salió el disparo que inmovilizó al sujeto”.

Comentar
- Publicidad -