Segunda audiencia de control y apertura por el homicidio agravado de José Oviedo

Un maestro mayor de obras de 42 años, un ama de casa y madre de niños de corta edad y hasta un estudiante de la Universidad, son algunos de los nuevos imputados en la causa por el homicidio calificado de José Jorge Oviedo a quienes llevaron a la audiencia de control en la jornada de ayer.

Pasado el mediodía de ayer se llevó a cabo la audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria por las últimas 5 detenciones en relación al homicidio de José Oviedo acontecido el pasado 25 de marzo en fracción 14 de esta ciudad. La fiscal solicitó se declare legal la detención de César Hueica, Pablo Arismendi, Franco Bustos, Diego Metraillet y Marina Hernández ya que la misma fue dictada por un juez penal competente. También requirió se les impute el delito de “homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por ensañamiento”.

Presidió la audiencia Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que las defensas estuvieron representadas por Cristina Sadino, y María de los Ángeles Garro, por Arismendi, Bustos y Metraillet; Daniel Fuentes por Hernández y Elizabeth Yapura por la defensa de Hueica.

La fiscal en un primer momento solicitó se declare legal la detención de los cinco imputados ya que las mismas fueron dictadas por Orden de un juez penal competente. Asimismo solicitó se les formalice el ilícito acontecido el día 25 de marzo de 2.019, siendo las 18:45 horas aproximadamente, G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M. (menor de 14 años), Jonathan Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S. (menor de 15 años), María Alejandra Hernández, Silvina Vera, César Hueica y Pablo Andrés Arismendi, junto a dos sujetos cuya identidad aún no ha sido establecida, se convocaron de manera organizada, portando palos, fierros y piedras, y acompañados de otras personas en el exterior del domicilio sito en la Manzana C lote 4 de barrio Los Bretes de esta ciudad, cuando su morador José Jorge Oviedo Cuyul se encontraba en el interior del mismo.

En esas circunstancias, las personas que estaban afuera de la vivienda entre las que se encontraban los arriba mencionados, comenzaron a gritar “salí Matías, salí Matías” refiriéndose al hijo de la víctima, Matías Oviedo, a quien este grupo sindicaba como presunto autor de un abuso sexual agravado cometido hacía pocas horas.

Al oír que José Oviedo, desde adentro de su casa, les manifestaba que su hijo no estaba y que no era un violador, los sindicados comenzaron a gritarle a este “salí que te vamos a matar”, “salí que te vamos a cagar matando”, para luego comenzar a realizar destrozos en la vivienda, rompiendo ventanas, puertas e incendiándola.

Esta situación obligó a Oviedo a salir de su domicilio, escapando por la parte de atrás hacia el barrio Los Bretes, llevando consigo un machete y un trozo de hierro para defenderse, al tiempo que comenzó a ser perseguido por este grupo, quienes organizados convergieron intencionalmente en la persecución del mismo a efectos de darle muerte.

José Oviedo logró recorrer, mientras era perseguido y agredido físicamente con piedras, palos y golpes de puño, unos quinientos cincuenta metros aproximadamente. Ello así hasta ser encerrado y aparentemente  embestido por un vehículo Renault Sandero, el que era conducido por Pablo Arismendi, lo que conllevó que la víctima, golpeada, lograra dar unos pasos hacia el frente, donde fue interceptado por el subcomisario Víctor Farcy y el comisario Inspector Juan Cruz Campos, que se trasladaban en sentido contrario a la víctima y al grupo agresor.

Te puede interesar
Allanan la casa usurpada a una mujer presa por crimen y encuentran botines de robos, tumbera y plantas de marihuana

En ese momento los funcionarios, quienes observaron a Oviedo con su rostro ensangrentado y el accionar violento de sus acometedores, se pusieron frente al herido intentando auxiliarlo y con el fin de frenar al grupo de gente que lo quería “linchar”, entre los cuales se encontraban los nombrados G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M.,  Jonathan Exequiel Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S., María Alejandra Hernández, Silvina Vera y César Hueica; lo que les resultó imposible por la cantidad de personas en estado de exaltación que únicamente estaban enfocadas en dar muerte a José Oviedo.

Los sindicados autores continuaron propinándole golpes y piedrazos a Oviedo, siendo tal el nivel de violencia desplegada que llegaron al punto de atarlo con una soga en la pierna izquierda y arrastrarlo unos metros, mientras el personal policial trataba de evitarlo, siendo estos también agredidos. Este accionar del grupo agresor tal como se ve en la secuencia fílmica le provocó un dolor innecesario a la víctima, quien agonizaba mientras lo golpeaban, donde finalmente se produjo el deceso. Surge de la autopsia  realizada a quien en vida resultó ser José Jorge Oviedo Cuyul que la causa de su fallecimiento fue por traumatismos múltiples, traumatismo de cráneo, tórax y abdomen.

Calificando provisoriamente el mismo como “homicidio doblemente agravado por ser con el concurso premeditado de dos o más personas y con ensañamiento en calidad de coautores -en el caso de Pablo Arismendi y de Silvina Vera-  en carácter de partícipes secundario”. Y subsidiariamente como “homicidio simple” en carácter de coautores y de partícipe secundario de los imputados Pablo Arismendi y Silvina Vera.

Solicitando la fiscal Banfi seis meses de plazo de investigación e igual plazo la prisión preventiva de los imputados adultos; menos de Arismendi y Hernández para los que pidió arresto domiciliario. Fundando la medida en la gravedad del hecho y el peligro de fuga. Este dolor y agonía innecesaria que padeció la víctima en la golpiza. Asimismo se refirió al peligro de entorpecimiento. Fuente: MPF

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -