Diseño de la sonrisa

La creciente demanda de estética por parte de los pacientes, los ejemplos que se toman de personas públicas, con: “tal color de dientes” o “cual sonrisa” nos exige estar siempre a la vanguardia de las últimas tecnologías y procedimientos terapéuticos.

La oportunidad de brindar materiales de ultima generación con alta traslucidez, sin metales, alta precisión y sistemas de blanqueamientos, hace que nosotros los odontólogos debamos estar a la altura de la circunstancias. Cada vez más seguido en los congresos y convenciones a los que asisto, existe un capítulo especial en lo que llamamos Diseño de la Sonrisa.

Actualmente tenemos la oportunidad de trabajar con fotos de pacientes y ejecutar programas de Diseño de Sonrisa, tal cual un arquitecto o artista, permitiéndonos generar una prueba del resultado antes de comenzar. Permitiéndonos tener predictibilidad.

Es importante que se asesore por un profesional y sepa que en muchos casos los cambios no son para toda la vida.

Debemos tener en cuenta algunos conceptos:

¿Qué es el diseño de sonrisa?

Es cambiar la posición, el tamaño, la forma y el color de los dientes con diferentes técnicas y materiales según el caso, y modificar la altura de las encías, creando armonía con los labios, el color de la piel y la forma de la cara. Interviene una o varias especialidades de la odontología y técnicas (implantología, prótesis, blanqueamientos dental, ortodoncia). Para crear una sonrisa se tienen que tener en cuenta la edad, forma de la cara, personalidad y otros aspectos. De esta forma la elección de un tipo de sonrisa resulta más fácil. Es un proceso de la Odontologia Emocional.

Un paso muy importante en este proceso de diseñar la sonrisa es escuchar lo que el paciente siente y quiere, interpretarlo y guiarlo para obtener un resultado funcional y estético que cumpla con las inquietudes y estándares que tanto el paciente, como el odontólogo desean.

¿Cuándo se justifica un cambio tan drástico?

Los problemas que justifican este procedimiento son:

Cambios de color que no se pueden eliminar con blanqueamiento dental, fracturas de dientes por accidentes, desgaste por el paso de los años, bruxismo severo, malas posiciones, espacios entre dientes (diastemas), encías grandes (o sonrisa gingival), dientes cortos, recambio de prótesis fijas antiguas donde se ve el borde metálico.

¿Qué alternativas se deben considerar antes de un diseño de sonrisa?

Depende de cada caso. A veces la ortodoncia es el mejor tratamiento, porque solo alineando los dientes se puede cambiar el aspecto. Es un proceso que conlleva mas tiempo, pero los resultados son naturales y para toda la vida si está correctamente realizada la misma. Aumentar el tamaño de los dientes recortando la encía y hacer un blanqueamiento posterior puede ser otra alternativa. En realidad, depende de las expectativas del paciente y de la preparación del profesional.

¿Cuáles son los riesgos?

En la mayoría de los casos los dientes son tallados con la fresa para después agregar el material que cambiará la forma y el color (carillas o coronas). Estos tratamientos no son para toda la vida, y requieren retoques o cambios y controles periódicos.

¿Cómo establecer si realmente se necesita?

Se debe recurrir a un profesional reconocido que realizará un buen diagnóstico con fotos, diseño en computadora a través de programas específicos para diseñar sonrisas, radiografías y encerados de diagnóstico, etc. Es importante que quienes realicen el procedimiento estén capacitados y cuenten con la tecnología y los materiales indicados.

En la actualidad, más personas están buscando una oportunidad de sentirse bien. Relacionarse con las demás personas y proyectar seguridad abre puertas personales y laborales. La autoimagen y autoestima mejoran la actitud de una persona en el presente  y construyen su futuro.

Dr. Gustavo Benitez

Odontólogo  M.N.: 25.711  M.P.:0603

Especialista en Prótesis & implantes

www.gustavobenitez.com

Comentar
- Publicidad -