Los dos policías liberados no estuvieron durante el tiroteo: llegaron 20 minutos después

Los uniformados declararon y la Justicia corroboró que no estuvieron presentes en la extorsión que sufrió el pasado jueves la mujer que denunció a los efectivos, hecho que desencadenó el tiroteo.

La fiscal de Avellaneda, Soledad Garibaldi, quien investiga la causa del tiroteo entre policías en dicha localidad bonaerense, decidió liberar a dos de los tres uniformados detenidos en el grave suceso luego de tomarles declaración.

El subscomisario Luis Otero y el subayudante Silvio Vergara, ambos integrantes del gabinete que investiga secuestros extorsivos en la DDI de Avellaneda, fueron indagados por los delitos de privación ilegal de la libertad calificada por ser miembros de una fuerza de seguridad y por ser más de tres personas, en concurso real con extorsión.

Así, la Justicia determinó que tanto Otero como Vergara no estuvieron presentes en la extorsión que sufrió el pasado jueves la mujer que denunció a los policías, hecho que desencadenó el tiroteo. Además y gracias a las cámaras de seguridad del lugar, se constató que no estaban en la estación de servicio de Avellaneda al momento del enfrentamiento sino que llegaron 20 minutos después.

Por otro lado, el capitán Eduardo Franicevich, del gabinete antidroga de la DDI de Avellaneda, se negó a declarar y continuará detenido.

El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, explicó que la fiscal Garibaldi, “tomó tres declaraciones indagatorias, una al policía que acompañaba al fallecido, que se negó a declarar, y a otras dos personas de quienes luego dispuso provisoriamente su libertad”.

“Hoy continúa con algunas medidas probatorias y algunas intervenciones de las cuales probablemente resulte, durante este día, alguna novedad de máximo interés para la investigación”, agregó.

Te puede interesar
El Gobierno reconoció a efectivos policiales por acciones destacadas en toda la provincia

Todo se desencadenó el jueves pasado cuando una mujer se presentó en la fiscalía y denunció que supuestos policías le habían exigido dinero para no armarle una causa por drogas.

Así, la mujer pactó la entrega de dinero en una estación de servicio situada sobre el Acceso Sudeste y Madariaga. Entonces se organizó un operativo con la División Antidrogas Urbanas de la Policía Federal, se marcaron los billetes que se iban a entregar como coima y doce policías se distribuyeron en forma encubierta en la estación de servicio.

Cuando se produjo la entrega del dinero, se produjo un tiroteo entre ambas fuerzas. Un comisario murió, mientras que un cabo primero de la Federal recibió cuatro disparos y su compañero otros dos disparos.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -