¿Qué es el “presentismo” y cómo puede afectar a tu empresa?

Cuando estamos al frente de una empresa, todos los recursos son pocos para llegar a buen puerto con nuestro negocio y mantenernos en un mercado que se vuelve a cada día que pasa más competitivo en todos los sectores.

Por eso, para todos aquellos que tienen que levantarse cada día y gestionar todos los asuntos referentes a su compañía, no hay nada como contar con las mejores herramientas posibles y, para eso, hoy día tenemos la inestimable ayuda de internet, que nos ayuda con información útil sobre muchos aspectos del negocio, como la productividad. Descubre más sobre la productividad laboral con Emprendepyme.net. En Emprendepyme.net encontrarás más info sobre los indicadores empresariales y el trabajo en equipo, entre otras muchas cosas más. Por ejemplo, ¿habías oído hablar de presentismo laboral? ¿Sabes lo que es? Tal vez lo tengas instalado dentro de propia empresa y ni si quiera eres consciente de ello.

Todos conocemos, entre los distintos fenómenos que se producen dentro de la empresa y que afectan negativamente a su productividad, el absentismo laboral, una práctica que se define como la ausencia o abandono del puesto de trabajo, incumpliendo con las condiciones establecidas en el contrato de trabajo por no asistir a su jornada laboral.

Si embargo, el fenómeno que se conoce como presentismo es mucho menos conocido, y consiste en estar presente en el puesto de trabajo, pero dedicando parte de ese tiempo a asuntos ajenos a sus funciones dentro de la empresa, con las pérdidas de productividad que esta acción lleva aparejada para nuestro negocio. Si no estás satisfecho con la productividad de tu empresa, así es como puedes mejorarla, a través de la información que encontrarás tras este enlace.

¿Por qué se produce el presentismo laboral?

Los datos recogidos por la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios ponen de manifiesto que, a pesar de que en nuestro país los trabajadores pasan más horas en su puesto de trabajo que la media europea, esta situación no se ve reflejada en un aumento real de la productividad de las compañías., más bien todo lo contrario. Los expertos señalan que esto se debe a que en España aún tenemos arraigada una cultura presentista que hace que los trabajadores estén más horas de las necesarias en algunos puestos de trabajo, como en caso de las oficinas.

Aunque esto a priori está bien considerado por parte de sus superiores que son los que imponen esas largas jornadas, en la práctica no se aumenta ni la eficacia ni la cantidad de trabajo realizado.

Estas prácticas en realidad lo único que conllevan son desventajas, pues por un lado se aumenta la siniestralidad de los trabajadores, que no duermen lo suficiente, y se dificulta la conciliación laboral y familiar, lo que está llevando a nuestro país a serios problemas de natalidad, con una población cada vez más vieja, y al fracaso escolar, ya que los niños pasan muy poco tiempo con sus padres y, en ocasiones, están desatendidos y algo perdidos, pues sus progenitores no tienen literalmente tiempo para ser parte activa de su educación.

Si a medida que lees este artículo te vas dando cuenta de que quizás hay otra fórmula para progresar en tu negocio y tu relación con los trabajadores, para que estos esté más cómodos, más contentos, y a su ves sean más productivos, descubre aquí los recursos para mejorar la gestión de empresa. En esta página encontrarás recursos que te ayudan a mejorar la gestión de las distintas áreas empresariales de tu negocio, como la gestión de equipos, el control de turnos…

¿Qué comportamientos pueden ser considerados presentismo laboral?

Según los datos de la Encuesta sobre Presentismo Laboral en España llevada a cabo por Adecco, el 46 por ciento de las empresas españolas admite que han detectado en sus plantillas prácticas de presentismo laboral. Entre las más frecuentes que podemos encontrar destacamos las siguientes que vamos a comentar a continuación.

En primer lugar, como cabe imaginar, la utilización indebida de Internet, el email o las redes sociales para asuntos personales, y no empresariales, durante la jornada laboral. También se señalaban en este informe la incorporación al trabajo mas tarde o dar por concluida la jornada laboral antes de tiempo.

Seguidamente, las ausencias para ir a fumar, desayunar, tomar un café o almorzar durante el horario de trabajo y las ausencias breves, pero repetitivas, por otros motivos.

Sin embargo, algunos datos positivos que salieron de esta encuesta es que hasta un 66 % de los trabajadores presentistas compensan por iniciativa propia estas horas desaprovechadas, quedándose más tiempo. Aún así, quedaría un alto porcentaje que dedica sus horas de trabajo a otros quehaceres y que no las recupera. Para saber cómo ayudar a tus empleados, lee más aquí y empieza a informarte para ayudar tus trabajadores a ser más productivos, pero también a sentirse más cómodos en el trabajo, más valorados, y que presenten más iniciativa propia que al final desencadene en una mejora general para empresa y una mejor calidad de vida para tus empleados, que son  fin de cuentas el motor que la mantienen en pie y la hacen crecer.

¿Cómo reaccionan las empresas frente al presentismo laboral?

Mucha de las empresas, en lugar de establecer unas jornadas más flexibles o favorecer los medios para tener trabajadores proactivos que se involucren con el éxito de la compañía, optan por aplicar métodos de control para terminar con este fenómeno que se basan en la monitorización y control del trabajo de sus empleados.

Así nos encontramos con que la mayoría de ellas, hasta un 92 %, utiliza métodos de control de horarios para la entrada y salida de los empleados. Algunas de ella tienen restringido el acceso a internet y el correo electrónico e incluso tienen totalmente restringido el uso del teléfono móvil, a no ser que sea uno de empresa. En caso de que el trabajador disponga de un móvil para uso exclusivo de la compañía, llevan un control exhaustivo de las llamadas entrantes y salientes para asegurarse de que solo lo utiliza para cuestiones laborales.

Estas medidas, lejos de ayudar a crear un clima favorable, hace que los trabajadores se sientan en una especie de cárcel y no ven el momento de que llegue al fin la hora de salir del trabajo y volver a sentirse libres, repercutiendo de nuevo en una falta de productividad por incomodidad con la forma de actuar de la empresa.

Redactado por: Israel Guerra

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -