Decían ser el ministro de Francia y estafaron en U$S 9 millones a un empresario

Jean-Yves Le Drian

Tres sospechosos de fraude fueron arrestados en Israel. Contaban con máscaras de silicona de Jean-Yves Le Drian y habían construido una réplica de su despacho.

Tras un arduo trabajo de investigación entre las autoridades francesas e israelíes, tres estafadores que se hicieron pasar por el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, fueron detenidos. Los individuos se habían hecho con un botín de 8 millones de euros (casi 9 millones de dólares).

Se trata de ciudadanos franco-israelíes apresados a finales de febrero en la ciudad de Tel Aviv, tras hacerse pasar por el ministro Jean-Yves Le Drian y de su jefe de Gabinete desde septiembre del 2018, pidiendo grandes sumas de dinero para pagar rescates de periodistas franceses, que supuestamente estaban retenidos por grupos yihadistas en Siria y Malí.

Los delincuentes entraban en contacto, a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos y conversaciones vía Skype, con altos empresarios, embajadas y consulados, haciéndose pasar por el jefe de la diplomacia francesa. Y para lograr mejorar la estafa, el trío contaba con una máscara de silicona de Le Drian y construyeron un despacho idéntico al del político. Desde de allí, pedían transferencias para la liberación de rehenes en Oriente Medio y África, que se utilizarían de manera “discreta” para no contravenir la postura de Francia de no pagar por los rescates.

Te puede interesar
Tarzán: el hijo de Ron Ely mató a su madre a puñaladas y fue abatido por la policía

Se supo que el grupo criminal realizó más de 40 intentos de fraude, de los cuales solo un empresario israelí cayó en la trampa y les transfirió 8 millones de euros.

Los fondos que recolectaron llegaron a una cuenta en Europa y luego fueron destinados a cuentas en Asia, para después ‘evaporarse’ en el sistema financiero.

Investigadores de la Oficina de Delitos Financieros de Francia siguieron el rastro de los sospechosos cuando un segundo hombre iba a realizar otra transferencia de 2 millones de euros, por lo que las autoridades acompañaron al empresario a sus conversaciones con los malhechores, gracias a lo cual se les pudo localizar y posteriormente arrestar.

La Fiscalía de París planea denunciar los hechos al Sistema Judicial israelí, lo que permitiría sentenciarlos en el acto.

El ministro francés dijo este viernes en declaraciones a la prensa en Nueva York que no se puede pretender ser otra persona y que si tratan de suplantar su identidad, “irán a la cárcel”.

Comentar
- Publicidad -