Un perrito que había sido maltratado dejaba la mitad de su comida con su nueva familia

“Está bien si comes todo”, le dice constantemente Joice Lamas a su mascota, un perrito al que maltrataron durante la mayor parte de su vida. 

Otávio, un tierno perro raza Schnauzer de Brasil, se muestra contento cada vez que Joice Lamas, su dueña, lo llena de caricias; sin embargo, detrás de esa cautivadora sonrisa se esconde un duro pasado que lo marcó para siempre.

Según contó Lamas, ella y su esposo adoptaron a Otávio a inicios del 2018 tras conocerlo en un refugio que rescata animales sin hogar.

“No nos separamos desde el primer momento que lo vimos”, contó la joven al portal.

La pareja no pudo evitar asombrarse al conocer la triste historia del animal. Y es que el can había estado viviendo junto a una familia que adoptaba grandes cantidades de perros, a los que descuidaban y maltrataban constantemente.

Otávio pudo ser rescatado y estuvo bajo el cuidado del refugio hasta que conoció a Joice.

Aunque en un inicio el can era totalmente tímido y negado al contacto humano, pudo aprender con el tiempo que había pasado a ser parte de una familia que estaba dispuesta brindarle todo el cariño que necesite.

Hoy en día, Otávio adora acurrucarse junto a sus amos y mueve la cola de felicidad la mayoría de veces que está junto a ellos; sin embargo, hay algunas actitudes que demuestran que aún arrastra algunas cicatrices del antiguo y duro pasado que le tocó vivir.

Según Lamas, cada vez que le sirve comida al animal, este opta por comer solamente la mitad.

Ella asegura que no hay forma de conocer la razón exacta detrás del curioso acto; sin embargo, se animó a compartir algunas teorías que lo explicarían.

Sucede que, al vivir en un completo estado de abandono y junto a una gran cantidad de perros, el perro aprendió a racionar la comida, de forma que puede compartirla con otros o simplemente guardarla para después.

Te puede interesar
Diez muertos en tiroteo tras robo frustrado en dos bancos de Brasil

Es probable también que Otávio haya sido obligado a aprender, y no de forma amigable, a comer únicamente la mitad de su plato. “Es triste”, mencionó Lamas. “Siempre le digo ‘está bien si comes todo'”, añadió.

La joven pareja espera que, con el tiempo, el perrito se de cuenta de que esta difícil etapa quedó atrás. Ellos están dispuestos a ayudarlo y a brindarle todo el amor que jamás recibió y que siempre necesitó.

La mujer agregó que cuidar de un perro abusado puede ser un verdadero desafío, pero verlos cambiar hace que todo el esfuerzo valga la pena.

“Necesitan paciencia y mucho amor, porque pueden tardar más en adaptarse”, dijo Lamas. “Pero es notable cómo el amor cambia a los animales. Un animal rescatado es mucho más dulce, más agradecido y afectuoso que otros. ¡Son simplemente increíbles!”, exclamó, convirtiéndose en la protagonista de esta historia que cautivó a miles en Facebook.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -