Mi peor enemigo

Con un gol de Oscar Marchant en el inicio del complemento, Jorge Newbery le ganó 1-0 a Huracán, en la última fecha del Torneo Regional Federal. La derrota dejó afuera al Globo de la clasificación, porque C.A.I. ganó en Km. 5. Se fueron expulsados en la segunda parte del juego, Jorge Romero y Gonzalo Páez.

No siempre querer es poder. Y mucho menos en el futbol, un juego en el que incide muchísimo el factor mental, independientemente de las condiciones técnicas y físicas de cada formación.

La superación de las adversidades en los momentos más críticos de un partido, es la muestra concluyente que refleja en qué condiciones se está para rubricar el deseo de conseguir los objetivos.

Huracán falló en esa faceta. De cabo a rabo, de principio a fin, siempre estuvo muy separado de abrazar en forma concreta la tercera plaza de clasificación.

Este Newbery con la estantería desacomodada por la mala campaña en el Regional, se fortaleció desde lo anímico, hizo un planteo eficaz y sacó el block de las estadísticas recientes, donde se refleja una paternidad de nueve partidos sin derrotas ante el rival de toda la vida.

Por eso la referencia a lo mental, porque Newbery jugó el partido con el convencimiento que podía arruinarle la tarde a Huracán. Y el Globo lo hizo con la carga evidente de la responsabilidad de asumir un rol protagónico y fundamentalmente, de quebrar esa racha nefasta ante el Lobo.

Ya en el primer tiempo, fue Newbery el más prolijo e incisivo. Dispuso de ocasiones para deshacer el 0 a 0, a tal punto que convirtió a Matías Andrade en el mejor jugador de Huracán. Fue el arquero, el motivo principal para que no haya goles en la fracción inicial.

Con el manejo de Jacobo Dzaja, Gabriel Toledo y Lucas Reynoso, el Lobo fue el que tuvo el bastón de mando. Hubo pequeños lapsos en los que Huracán -casi siempre por alguna incursión de Jeremías Asencio- le discutió el timón del partido, pero fue muy efímero.

Para acentuar aún más la presión en Huracán, llegaban noticias de la victoria de C.A.I. ante U.S.M.A. La obligación se hizo mochila pesada y pasó a convertirse en toneladas cuando en el comienzo del complemento, llegó el único gol del partido.

Surtió efecto la presión alta. Gabriel Toledo le robó la pelota a Bruno Pinto y abrió a la izquierda para Oscar Marchant, quien volvió a exhibir credenciales de jugador diferente. Dominó y ante el achique de Andrada, definió con certeza a un costado.

Te puede interesar
Dos escuelas trabajan sobre el legado de Saint Exupery

Y ya todo se hizo muy nublado para el Globo. Si antes del 0-1 ya costaba entrarle al Lobo, después hubo más pronunciamiento en ese sentido. Porque Newbery potenció la idea de defender y el Globo desnudó sus limitaciones para desequilibrar de tres cuartos de cancha hacia arriba.

La impotencia se graficó en la reacción de Jorge Romero, quien agredió a Alejandro Sobarzo para dejar con diez al Globo. Todo mal para el local y el reloj seguía avanzando.

Con uno más, Newbery se llamó a la calma y disfrutó de la desesperación del Globo. Dispuso de algunas contras que no pudo definir con certeza y también ganó en los duelos que podrían haberle dado una pizca de esperanza a Huracán, como en ese mano a mano que Federico Cardozo le sacó a Facundo Araya, o como cuando Fabián Zúñiga definió por arriba desde la medialuna.

Hubo parate de más de siete minutos por inconvenientes con el banco de suplentes de Newbery, pero ya faltaba muy poco para el final. La desesperanza se fue corporizando con mayor celeridad y el cierre se transformó en goce para el Lobo y martirio para el Globo.

Aunque en definitiva, el telón marcó un cierre netamente negativo para ambos. Quedaron afuera del Regional, no sólo por razones vinculadas al juego mismo. Las falencias en el armado previo se reflejaron con nitidez en un balance que estuvo muy lejos de ser el deseado.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -