Ex legisladora acusa a Joe Biden de conducta indebida en la campaña del 2014

Lucy Flores, nominada por los demócratas para vicegobernadora de Nevada en el 2014, dijo que estaba junto al escenario cuando el entonces vicepresidente de Estados Unidos apoyó sus manos sobre sus hombros desde atrás, se acercó y le olió el cabello.

Joe Biden, quien pese a no haber oficializado su candidatura es el favorito para quedarse con la nominación presidencial demócrata para el 2020, fue acusado el viernes de conducta indebida por una ex legisladora de Nevada, que asegura que el entonces vicepresidente de Estados Unidos la besó de manera inapropiada antes de un evento de campaña en el 2014.

Lucy Flores, nominada por los demócratas para vicegobernadora del estado en el 2014, dijo que estaba junto al escenario esperando para hablar en un mitin cuando Biden apoyó sus manos sobre sus hombros desde atrás, se acercó y le olió el cabello.

“Me dio mucha vergüenza”, aseguró Flores, de 39 años, a la revista New York. “Luego me dio un fuerte beso lentamente en la parte de atrás de mi cabeza”, añadió. “Mi cerebro no podía procesar lo que estaba pasando. Estaba avergonzada. Estaba conmocionada y confundida (…) y solo quería que Biden se alejara de mi”.

Aún se desconoce cuál podría ser el impacto de la acusación en la decisión de Biden de ingresar oficialmente en la carrera. Se presume que el ex vicepresidente, de 76 años, podría anunciar sus planes en abril.

Bill Russo, portavoz de Biden, dijo el viernes que el demócrata estaba “encantado” con apoyar la candidatura de Flores, pero que no recordaba el incidente.

Te puede interesar
Emiten alerta roja por distintos incendios forestales en Chile

“Ni entonces, ni en los años posteriores, él o el personal que estaba con él en ese momento tuvieron la menor idea de que la señora Flores se había sentido incómoda en algún momento, ni recuerdan lo que ella describe”, manifestó Russo en un comunicado.

Biden “cree que la señora Flores tiene derecho a compartir sus recuerdos y pensamientos, y que es un cambio positivo en nuestra sociedad que tenga la oportunidad de hacerlo”, señaló.

El trato excesivamente confianzudo de Biden con las mujeres ha sido tema de conversación durante años. Es conocido por tocar de manera incómoda a mujeres, madres o hijas de senadores durante las ceremonias de asunción. En el 2015 fue muy cuestionado por masajear la espalda de la mujer del nuevo secretario de Defensa Ash Carter.

El comportamiento de Biden vuelve a quedar en el centro de atención en la era del #MeToo, el movimiento contra el acoso y abuso sexual que llevó a la caída de decenas de políticos, figuras del espectáculo y empresarios.

En una cena del Partido Demócrata en Delaware este mes Biden reconoció que su estilo ha generado cuestionamientos. “Soy un político táctil, siempre lo fui. Eso también es lo que me mete en problemas”, manifestó.

Flores escribió que el demócrata ignora el “desequilibrio de poder” que existe entre él y las mujeres que toca. “Incluso si su comportamiento no fuera violento o sexual, fue degradante e irrespetuoso”, apuntó.

Comentar
- Publicidad -