En EEUU demandan a una sola familia por provocar “la peor crisis de la droga de la historia”

La denuncia colectiva de más de 500 ciudades y tribus nativas se dirige directamente contra ocho miembros de la familia Sackler, propietarios de la farmacéutica Purdue Pharma, fabricante del analgésico OxyContin, más potente que la heroína y que la morfina.

Un grupo integrado por más de 500 ciudades, condados y tribus indígenas de Estados Unidos ha presentado una demanda conjunta contra la familia Sackler, dueña del fabricante del analgésico opiáceo OxyContin. Les acusan de haber contribuido a crear “la peor crisis de drogas de toda la historia de Estados Unidos”.

La demanda representa a comunidades de 26 estados y ocho tribus indígenas, y acusa a los miembros de la familia Sackler de vulnerar deliberadamente la legislación con el fin de enriquecerse con miles de millones de dólares. Cientos de miles de estadounidenses que consumían este medicamento y que se han vuelto adictos a los opiáceos han muerto.

En la demanda, presentada a principios de esta semana ante un tribunal federal en el distrito sur de Nueva York, se argumenta que “ocho personas de una sola familia tomaron las decisiones que causaron gran parte de la epidemia de opiáceos”. Ellos son Richard Sackler, Beverly Sackler, David Sackler, Ilene Sackler Lefcourt, Jonathan Sackler, Kathe Sackler, Mortimer DA Sackler y Theresa Sackler.

Demandan a Purdue Pharma, una farmacéutica con sede en Connecticut y que está en manos de la familia. Hasta ahora, los pleitos se dirigían contra la farmacéutica, pero nunca se había presentado una demanda de esta magnitud contra los propietarios de la compañía a título individual.

Te puede interesar
Apareció el esqueleto de un hombre desaparecido hace 22 años gracias a Google Earth

La demanda acusa a los ocho miembros de la familia de haber minimizado deliberadamente la peligrosidad del analgésico OxyContin, que es más potente que la heroína o la morfina. Se les acusa de engañar a los médicos y a los pacientes y de haber impulsado una estrategia de ventas y marketing que generó que el medicamento se recetara en exceso y fuera consumido, en dosis cada vez más elevadas, por parte de muchos pacientes a los que nunca se les debería haber recetado este medicamento.

Entre las ocho tribus de comunidades indígenas que han demandado a los miembros de la familia Sackler hay ramas de los Cherokee, los Chippewa, y de los Sioux, la tribu Oneida y la tribu de los Pies Negros.

Comentar
- Publicidad -