El retiro espiritual de la gobernadora Vidal inició con un asado y la mira en las elecciones

La gobernadora María Eugenia Vidal analizó ayer junto a los ministros de su gabinete el escenario político en un encuentro en Chapadmalal, donde los funcionarios expusieron un balance de sus logros y desaciertos de gestión, además de trazar los ejes de cara a la campaña electoral y evaluaron posibles nuevos proyectos en caso de lograr la reelección.

En la reunión oficial de ayer María Eugenia Vidal abordó con su equipo los planes para un eventual segundo mandato. La Gobernadora es mencionada como posible alternativa si el Presidente no va por un nuevo período.El encuentro de trabajo de Vidal y su equipo comenzó a primera hora de la mañana en el chalet oficial de Chapadmalal. Los funcionarios solo tuvieron un impasse al mediodía, que aprovecharon para almorzar diferentes sabores de tarta y asado.

Está previsto que el encuentro se extienda hasta el mediodía de hoy se especula con que la gobernadora tenga contacto con la prensa una vez finalizado el “retiro”. Los voceros del gobierno provincial precisaron que el encuentro con su gabinete comenzó de manera informal antenoche, con un asado que estuvo a cargo del ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, quien ayer cumplió 41 años.

Las fuentes indicaron que durante la jornada se conversó sobre los principales aciertos y desaciertos de la gestión en estos últimos tres años y medio.

BALANCE Y PLANES

Tras el almuerzo y con la presencia de todo el Gabinete, el encuentro continuó con diferentes temas, principalmente un balance de gestión con detalles e informes pormenorizados de los ministros de todo lo que llevaron a cabo hasta el presente y de aquellos temas que aun están pendientes.

Los funcionarios dialogaron y proyectaron los asuntos de gestión que se deben los temas a llevar a cabo durante los próximos meses hasta las elecciones y, según las fuentes, en ese marco se tocaron temas vinculados a seguir profundizando la lucha contra las mafias y el narcotráfico. A su vez, se dialogó y se planificó lo que se podría llegar a hacer en un eventual segundo mandato en la provincia de Buenos Aires, con una proyección de las metas y objetivos en cada una de las respectivas áreas.

Te puede interesar
Monzó desembarca en la provincia de Buenos Aires y desafía a María Eugenia Vidal

Otro tramo de la jornada se centró en el análisis de los principales ejes de la campaña electoral, los posibles escenarios y las líneas de trabajo tanto en el territorio como mediante redes sociales y medios de comunicación.Cada ministro expuso los temas de su respectiva área, sobre lo que se hizo durante este período y lo que resta por hacer y, ante un posible segundo mandato, precisaron en que temas habría que avanzar.

Este encuentro, con la modalidad de retiro espiritual, fue el tercero que realiza la gobernadora bonaerense y, de acuerdo a la rutina que estableció, durante dos días todo el gabinete mantiene reuniones y debates vinculados a la gestión, y a los objetivos de cada ministerio, pero también se da espacio para la recreación y el refuerzo de lazos entre los miembros del gabinete.

MODALIDAD

La modalidad, también denominada “team building”, que propone salir de la agenda por uno o dos días para concentrarse en próximos objetivos y motivar al equipo, también es utilizada regularmente por el presidente Mauricio Macri, quien ya reunió en otras ocasiones a sus ministros en ese mismo lugar.En medio de la crisis económica, la Gobernadora sigue siendo la dirigente nacional con mejor imagen, pero la caída en la ponderación pública de Macri abre fuertes interrogantes sobre el proyecto reeleccionista de la mandataria.

Según distintas encuestas, Vidal estaría midiendo cerca de 10 puntos más que Macri en territorio bonaerense. El Presidente, a su vez, aparece por ahora lejos de Cristina Kirchner, la dirigente opositora que más adhesión registra en la Provincia.Ese escenario abre fuertes interrogantes respecto de la elección provincial, ya que Vidal podría ser arrastrada por la imagen negativa del Presidente.

En ese contexto, el vidalismo comenzó a trabajar en busca de que Macri despegue en la Provincia. “Hay que hacerlo subir entre 4 y 5 puntos”, confiesan en la Gobernación.Ocurre que si bien Vidal podría lograr un corte de boleta en su favor, se estima que esa preferencia podría no alcanzar si el Presidente no remonta la cuesta.

Comentar
- Publicidad -