Locura veraniega en una inusual jornada de otoño

Con algunos “desórdenes climáticos” que sorprenden en cualquier lugar del mundo, seguramente producto del recalentamiento global, la Patagonia -y especialmente Comodoro Rivadavia- no queda fuera de esas sorpresas que con jornadas de intenso frío en pleno verano, de torrenciales lluvias en épocas secas o de violentas ráfagas de viento en épocas poco habituales, llama la atención del vecino común que, muchas veces, no alcanza a entender lo que sucede.

Algo así sucedió en la jornada de ayer con temperaturas que en principio superaron los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional -organismo que para ayer había anunciado una máxima de 26 grados- y que alcanzaron algo más de 29 grados, marca que se convirtió sobre el mediodía en la más alta de todo el país, superando incluso la que se registraba en Puerto Iguazú y en Formosa, donde la marca térmica se ubicó en los 27 grados.

Este “veranito de otoño” lamentablemente durará muy poco ya que para los próximos días se prevén temperaturas que marcarán máximas algo menores a la lograda en la tarde de ayer y, por ejemplo, se pronostica un jueves algo nublado con temperaturas que oscilarán entre los 11 y 22 grados, mientras que para mañana, viernes, se prevén vientos moderados, una mínima de 16 y una máxima de 25 grados, con la continuidad de descenso de térmica para el sábado.

Te puede interesar
El Municipio realizó un aporte económico a la CAI para dar continuidad a obras

Más allá de los pronósticos, lo cierto es que ayer se disfrutó la excelente temperatura -luego de jornadas frescas y con mucha humedad- observándose muchas familias paseando por las playas locales o las plazas urbanas, espacios que se vistieron de color, bicicletas y patines, atesorando un calorcito que seguramente cada vez será menor con el avance del otoño.

 

 

Comentar
- Publicidad -