Brasil: Detuvieron al ex presidente Temer por la causa Lava Jato

También dictaron la orden de arresto de dos ex ministros. Un arrepentido presentó documentos que probarían el pago de coimas de varias empresas al ex mandatario.

El ex presidente de Brasil, Michel Temer, fue detenido este jueves en su casa de San Pablo en el marco de la investigación por corrupción conocida como Lava Jato.

La orden de detención fue dispuesta por el juez criminal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas, tras homologar una declaración del arrepentido Lucio Funaro, un ex operador del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (MDB).

El juez también solicitó el arresto del ex ministro de la Presidencia, Eliseo Padilha, y el ex titular de Minas, Moreira Franco.

DE QUÉ SE ACUSA A TEMER

Según el arrepentido Funaro, Temer habría sido beneficiado por pagos de la empresa Odebrecht en el contrato de la central nuclear de Angra 3, a unos 100 kilómetros de Río de Janeiro; en esquemas de coimas en el Puerto de Santos, y también por pagos del Grupo J&F, de los hermanos Joesley y Wesley Batista.

El expresidente, siempre según la declaración de Funaro, también recibía traspasos de coimas de Cunha, que estaba al frente de la recaudación de dinero para abastecer la caja del partido.

Los pagos hechos por Odebrecht fueron citados también en delaciones de ejecutivos. Temer habría pedido al empresario Marcelo Odebrecht contribución a la campaña de 2014 -en la que integraba fórmula con Dilma Rousseff-, en una reunión en el Palacio de Jaburu.

Te puede interesar
Trump nombró a Robert O'Brien como nuevo jefe de Seguridad Nacional

Funaro habría entregado documentos que mostrarían la distribución de los 10 millones de reales pagados por la empresa.

De acuerdo con fuentes judiciales, el ex mandatario será trasladado a Río de Janeiro hoy mismo para el respectivo “examen de cuerpo de delito” y para que brinde declaración indagatoria ante el juez que ordenó su detención preventiva, es decir sin plazo para su liberación.

Podría ser recluido en las celdas de la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en Río de Janeiro, a donde son conducidos los detenidos por casos de la Lava Jato en esa ciudad.

El ex presidente responde actualmente a diez procesos, cinco de los cuales estaban en manos de la Corte Suprema por el fuero privilegiado pero que ya comenzaron a ser analizados por jueces de primera instancia.

Las otras cinco investigaciones fueron abiertas en enero de este año, cuando Temer ya no contaba con el fuero privilegiado, por orden del magistrado Luis Roberto Barroso.

Comentar
- Publicidad -