La fiesta del humor y la emoción

Alrededor de 300 espectadores concurrieron a una reunión con sus propios recuerdos. Esos que tienen espejo en las hilarantes canciones de los españoles No me pises que llevo chanclas. Fue el sábado 9, con Titín Naves como apertura. Un reencuentro generacional tras tres décadas de acaecido el fenómeno.

(Por Marcelo Melo) Como toda propuesta artística que atrae, que remueve recuerdos, vivencias que se creían olvidadas, la presentación de los sevillanos No Me Pises Que Llevo Chanclas fue premiada con ovaciones al término de cada pieza interpretada. Se dio la simbiosis perfecta, entre un público que fue a conocer in situ a los autores de los hit’s que ellos albergaron y adoptaron hace 30 años atrás, en épocas de estudios de universitarios en la capital bonaerense. Y la devolución fue demoledora, tanto desde el escenario hacia los habitantes de la sala, como desde las butacas hacia los creadores en el tablado. Todo de ese maravilloso teatro, creado por la comunidad de inmigrantes españoles que adoptó esta tierra como fuente de realización.

El ida y vuelta tuvo eco el sábado de la semana pasada, cuando se terminó de redondear una historia maravillosa, que partió de fans locales de “Las Chanclas”, que tomaron el desafío de estimularlos a que cruzaran el Atlántico y entonen las canciones que estos comodorenses convirtieron en hits, en sus casas y alguna que otra radio, hace tres décadas.

Fue en el hall del Teatro Español donde comenzó la acumulación de alegrías y nostalgias, con cuarentones, cincuentones y hasta sexagenarios, reencontrándose tras largo tiempo, eso atestiguó los largos abrazos, festejos y hasta la “piantada” de algún que otro lagrimón irreprimible. Emociones previas que ya preanunciaba lo que se iba a vivir en la sala, una vez que se diera puerta.

“Líderes”: Titín Naves y Pepe Begines tras bambalinas, tras el show del primero.

Soporte histórico

En primer lugar, hubo tiempo para otra reunión que tiene epicentro en la memoria de la concurrencia. Esas -más o menos- 300 personas se iban a poner enfrente de otro exponente de ese tiempo, que hoy continúa con su derrotero artístico al palo. Titín Naves, que a fines de los 80 acicateaba con su legendaria banda “Los c113 Vicios”, ahora en plan solista, con Los Nancy del Carmen, entregó un repertorio en el que no faltaron los clásicos que, tal vez, en las programaciones de las radios precedían o continuaban a los de “Las Chanclas”. No faltaron “Terciopelo Terráqueo”, “Pagar para ver” y “Fuego Eléctrico” de Los Vicios y “Cerebro Motor” y “Así no se juega” de su actual etapa solista. Así construyeron un entorno de calidez, apertura, que fue antesala del gran desenvolvimiento de los andaluces.

Te puede interesar
Un músico mostrando sus búsquedas en solitario

Este gran músico de nuestra ciudad, un verdadero ícono del rock patagónico, se apresta ahora a dar batalla con dos recitales, el 4 y 11 de mayo en la subterránea Honolulu de San Martín al 200.

Patagonia en chanclas: “Enamorados de esta zona. Los Chanclas se llevaron nuestros paisajes para un video.

“Bolillón, Bolillón…”

Tras la selfie de rigor, esa que –ahora- los grupos toman con el público levantando los brazos y vítores finales, Titín Naves y los suyos abandonaron el escenario. Y el público comenzó a ebullir, ya estaba cerca del encuentro con los andaluces, quizás por única y última vez. Mucho bullicio, aplausos previos, hasta que aparecieron los hermanos Pepe y Alvaro Begines, Pepe Lineros y Salvador Romero. No me pises que llevo chanclas y su comicidad en vivo y en directo. Histórico. Arrancaron ovaciones de entrada, las que no los abandonarían hasta el último tema, especie de improvisación, con el público como coestelar protagonista.

Los comodorenses enloquecidos, coreando cada pieza del repertorio, siguiendo al dedillo las desopilantes “Bolillón”, “Manuel Sánchez Sánchez”, “Y tú de quien eres” (canción de la que descendió un programa de TV sabatino que realizaban en el canal de televisión autonómico Canal Sur, donde interpretaban canciones de sus discos, improvisaciones, o presentaban nuevos artistas). La locura desatada fue premio para los artistas, con los espectadores saltando de las butacas para gratificarlos con mucha efusividad.

Pepe Begines, muy elegante, con saco, corbata negra y sombrero de cowboy, ofició de maestro de ceremonias, contando anécdotas y orígenes, sus búsquedas creativas y agradeciendo el enorme esfuerzo llevado adelante por un grupo de comodorenses, que encabezó Renzo Mottino.

Por Humor a la Música

En el día anterior al recital en el Español, se concretó la proyección del documental “Por humor a la música”, que resume su intensa trayectoria, la que se ha visto engalanada con grandes autores de la Península Ibérica, como Kiko Veneno, Raimundo Amador, Tomasito, Pablo Carbonell o Muchachito Bombo Inferno, entre otros.

No les faltó nada por hacer y hasta tuvieron tiempo de conocer algunas bellezas naturales de esta zona, el campo patagónico, Caleta Córdova y más allá, lugares que se llevaron en fílmico para la realización de un video, que seguramente tendrá varias alternativas de lo ocurrido el sábado 9 en el Teatro Español. Valoraron mucho al público, sosteniendo que sus recitales “se ponen así únicamente en Sevilla, lograron ustedes acá la misma calidez y repercusión que obtenemos allá”.

Comentar
- Publicidad -