“Nahiara” luz de luna . Un emprendimiento que diseña y realiza pantallas de lámparas artesanales

Hay objetos que trascienden a cualquier moda o época. Sobre todo aquellos que portan además de decoración, cierta funcionalidad al hogar. Ese es el caso de las pantallas que acompañan a las lámparas de pie y las colgantes.


En Comodoro hay una persona que de manera artesanal y a medida de cada pedido las realiza con una precisión y prolijidad que puede aprobar cualquier evaluación, hasta la de sus clientes más exigentes asegura.

Ella es Mariana Zabala, una santafesina que vive en Comodoro Rivadavia desde hace 17 años, y que hace dos decidió volcarse por completo a desarrollar su emprendimiento llamado: “Nahiara” que significa luz de luna, mediante el cual diseña y confecciona lámparas colgantes, de pie, para cocinas o para salas de estar.

Inaugurar su emprendimiento confiesa que la colmó de satisfacción, no solo porque ama lo que hace, sino porque es tal la respuesta del público que se podría decir está al límite de la producción a la que puede responder de manera personal.

“La verdad empecé solo trabajando para conocidos y publicando los trabajos terminados en el facebook. De alguna manera eso hizo que otros me contacten y después me agradezcan públicamente el trabajo terminado. Me halaga mucho cuando me dicen gracias o es excelente tu trabajo. La verdad esto me llena de satisfacción, es muy gratificante” decía e Empresas + negocios Mariana Zabala.

Considera que lo que más le gusta del proceso es el proceso creativo que conlleva ya que las posibilidades que permite el diseño de una pantalla se podría decir que son infinitas.

Reencontrarse con tradiciones familiares

Suele suceder que cuando las personas cambian el rumbo de sus vidas para dedicarse a aquello que aman, más que emprender retoman un oficio familiar. Es como si retomaran un don o herencia que las atraviesa y frente a lo cual responden dando lo mejor de sí.

Mariana Zabala pasó su infancia y adolescencia observando cómo su mamá confeccionaba pantallas de lámparas en su casa natal de venado Tuerto, Santa Fe. Comenzó ayudando con tareas mínimas hasta que se fue ganando su confianza quien cada vez le confiaba partes más comprometidas del proceso hasta llegar a elaborar juntas a la par.
Cuando esta se enfermó de cierta gravedad, tomó la decisión de asumir el trabajo por completo ella sola respondiendo a todos los pedidos ya que lo que hacía su mamá con las pantallas respondía o complementaba una pequeña empresa de iluminación que llevaba adelante su padre.

Una vez radicada en Comodoro Rivadavia, donde vive desde hace 17 años, decidió dejar de trabajar en relación de dependencia para desempolvar aquel oficio que tanta felicidad y placer le causaba como es el de hacer pantallas de lámparas de manera netamente artesanal. Está segura es la única persona que ofrece este servicio en la ciudad.

Acerca del proceso de elaboración

“Lo primero que indago con los clientes es qué está buscando, para qué ambiente, qué uso, tamaño y demás”. Comenta que ahora las más requeridas son las lámparas tubulares tipo cilíndricas de diferentes anchos según el uso o tamaño de la base.

Luego un dato fundamental son las medidas ya que de ese dato saldrá el molde, una de las partes más complejas de hacer, no en el caso de las cilíndricas pero sí en las tradicionales cónicas ya que los diámetros de la parte superior y la base son diferentes y deben complementarse. Para evitar errores el molde lo hace en papel del tipo “papel manteca”, al igual que una modista o sastre.

Luego realiza los aros y el suncho que encaja con el portalámparas o la lira que se utiliza para veladores de pie.

Una vez que todo eso está comprobado funciona a la perfección, recién allí va por el material que le da cuerpo y que será la base definitiva. Este puede ser de plástico PVC blanco. Ya que es un material que está comprobado resiste la temperatura que en algunos casos da el foco de luz.

A pesar de toda esa precisión confiesa que igual reserva unos centímetros que luego cortará en caso de que por alguna razón alguna medida no haya sido la precisa.
Recién a partir de allí comienza la parte de diseño y decoración donde plancha previamente la tela y luego decide qué color, adornos, bies, pasamanería, etc.
Respecto de los tiempos, una lámpara de tamaño grande le puede ocupar un día entero y una pequeña tipo velador entre dos y tres horas.

Te puede interesar
Creaciones Marta Fieltros. Una travesía por el mundo del fieltro y su infinito universo de posibilidades

Diseños

“La gente confía mucho en mí y eso me da mucha seguridad y me permite ir a la mercería y elegir con absoluta libertad qué es lo que voy a crear más tarde” comenta. Lo primero que hace una persona interesada es enviarle fotos del espacio y aguardar las sugerencias que Mariana tiene para realizar.

Acerca de los colores más requeridos asegura que sus clientes, y la mayoría de las consultas que recibe por redes sociales, preguntan por modelos blancos o color crudo. Le sorprende eso de la idiosincrasia local en cuanto a lo clásico o conservadoras que son sus ideas: “Es más estándar acá, aún les cuesta animarse a usar colores vivos o telas estampadas”.

En cuanto a la tela la versatilidad del producto permite cualquier tela de cierto grosor ya sea de tapizado, cortinas, sillones, lona. También, como las fabrica a pedido existe la posibilidad de utilizar tela de algún objeto que se deba desechar por ejemplo una cortina, que porte cierto sentimiento para su dueño. De esa manera conservará en una lámpara por ejemplo tela de un viejo cortinado de la casa de sus padres o de lo que considere de valor sentimental.
El trabajo más desafiante que hizo hasta el momento fue una lámpara colgante de 70 centímetros y acampanada. Recuerda que lo más difícil de un gran tamaño es la manipulación de la tela pero el resultado quedó muy bien.

Insumos

La mayoría de los materiales los compra en Buenos Aires sobre todo los plásticos de pantalla los pide a fábricas especializadas.
Si trata de comprar de manera local las telas por lo que suele una vez en el local ir enviando fotos a su cliente y decidir de esa manera y en conjunto cuál será la definitiva.

Gestionar el tiempo, una de las mayores ganancias del mundo emprendedor

La mayoría de los emprendedores comprenden que el hecho de trabajar por motus propio no significa trabajar menos, ni menos horas, sino tener la libertad de gestionarlo de manera libre. Ese es el caso de esta emprendedora que trabaja religiosamente a diario pero suele comenzar cuando cae el sol ya que es el momento en que se siente con más tranquilidad e inspiración para desarrollar la tarea.

“Para mí es un momento de relax ponerme a trabajar. Por eso elijo la noche, momento en que me preparo unos mates, pongo música y empiezo a crear. Eso debe ser lo más lindo de trabajar en tu casa” decía.

A futuro proyecta vender la lámpara en conjunto con almohadones de la misma tela para ser colocados sobre el sillón o la cama del dormitorio.

Contacto Nahiara

En facebook se la encuentra como: Nahiara
Su celular para contactarla es 297-5364019.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -