La Falda: Cambiemos ratificó su poder, y celebraron Mestre y Negri

En el primer test electoral del año en la provincia, Cambiemos ratificó su gestión en La Falda con un contundente triunfo. Y tanto Mario Negri como Ramón Mestre desembarcaron en la ciudad para festejar junto con el electo intendente, Javier Dieminger, aunque evitaron cruzarse y apenas se saludaron.

Fue una incómoda convivencia en el búnker de campaña de Juntos por La Falda (así se llama Cambiemos en la ciudad), adonde llegaron por separado, pero con el objetivo en común de intentar capitalizar el resultado en su carrera por la gobernación de la provincia.

Con el cien por ciento de las mesas escrutadas, el oficialismo se impuso con el 49,3 por ciento de los votos, a 10 puntos de distancia del candidato de Unión por Córdoba, Miguel Maldonado, que se quedó con el 39,9 por ciento.

Es una cifra apenas inferior a la de 2015, cuando el actual intendente Eduardo “Cacho” Arduh obtuvo su reelección.

Con estos resultados, el oficialismo mantenía sus cinco bancas en el Concejo Deliberante, en tanto que las tres restantes irán nuevamente para el peronismo.

Esta victoria de Cambiemos en la apertura del año electoral es un respiro para sus referentes y candidatos en todos los rincones de Córdoba y una señal de que la alianza goza de buena salud en muchos municipios, a pesar de su desintegración a nivel provincial.

Dieminger, un hombre de confianza de Arduh que hizo campaña con una alianza que sellaron la UCR, el PRO y el Frente Cívico, asumirá sus funciones recién el 1° de septiembre, cuando venza el mandato del actual intendente, impedido por la Carta Orgánica municipal para buscar un tercer período consecutivo.

Te puede interesar
"No vuelvan al faraón", Carrió lanzó su primer spot de campaña en apoyo a Cambiemos

“Es una emoción para mí poder reunir aquí a Mario (Negri) y a Ramón (Mestre), y ojalá seamos ejemplo del valor de juntarse para trabajar para solucionar los problemas de la gente”, señaló Dieminger en medio de los festejos en el búnker oficial, donde sonó la marcha radical y hubo bombas de papel.

Allí, ambos rivales por la gobernación se dieron un breve apretón de manos y se ubicaron codo a codo para las cámaras, aunque sin cruzarse palabra. La tensión se sentía en el aire a pesar de las sonrisas de ocasión.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -