Por la devaluación, el aumento del precio de gas podría ser mayor

Los movimientos que tuvo el tipo de cambio en la última semana no pasaron desapercibidos en el Gobierno, pero principalmente fueron seguidos de cerca por la Secretaría de Energía y el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). Es que para definir el aumento en las tarifas que se aplicará el mes próximo se tomará en cuenta el precio promedio del valor del dólar vendedor del Banco Nación de los primeros 15 días del mes, que tras la baja que tuvo en los últimos tres días hábiles quedó en $41.

Este precio promedio fue superior al estimado por las tres principales distribuidoras de gas en la audiencia pública de fines de febrero, cuando pidieron un aumento de alrededor del 35%. En los documentos que presentaron, Camuzzi calculó un dólar a $39,10; Naturgy, a $39,42, y Metrogas, a $39,81.

En el Gobierno, sin embargo, insistieron en que el incremento de las tarifas no será mayor al 30%. Por las dudas, la semana pasada anunciaron que un 20% de la factura final se podrá pagar en forma prorrateada en los meses de verano. Los intereses los absorberá el Estado, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, cuando el Enargas permitió que los usuarios pudieran elegir entre pagar el total de la factura o aceptar que se les financie el 25% del total en tres cuotas bimestrales, pero cobrándoles los intereses. También falta que se defina si la medida en esta oportunidad será optativa u obligatoria.

El último aumento de gas había sido del 35% en octubre pasado. Por lo tanto, cuando se comparen las boletas de este invierno con las del año pasado, el incremento sería de aproximadamente un 80%. La aplicación de la tarifa social también será distinta al mecanismo utilizado en 2018, luego de que el exsecretario de Energía Javier Iguacel modificara el esquema: se subsidiará hasta un cierto consumo (aproximadamente 50 metros cúbicos) y el usuario deberá pagar el 100% del excedente. Antes, había una cantidad de consumo intermedio entre lo bonificado y el pago total, que tenía un subsidio del 75%. Esta parte intermedia fue eliminada.

Te puede interesar
“Necesitamos frenar el aumento del gas”

Las boletas de gas están compuestas por el valor del insumo, que representa casi la mitad de la tarifa total; el transporte, que significa un 11%; la distribución, con 17%, y los impuestos, que pesan casi un 26% en la tarifa, dependiendo de la localidad, aunque el IVA se lleva el 21 por ciento.

El costo de transporte y distribución en general se ajusta tomando en consideración el índice de precios internos al por mayor (IPIM), aunque no es automático. En octubre pasado, el IPIM para el semestre había aumentado 30,55%, pero el Enargas autorizó una suba del 19,67%. En las audiencias públicas realizadas el mes pasado, las empresas pidieron un incremento para la parte de la tarifa que es distribución y transporte de casi el 34%, donde incluye el valor del IPIM de los últimos meses y una suba extra del 11%, para compensar el menor incremento del año pasado.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -