Cómo se vivió la primera jornada de lluvias en la zona sur de la ciudad

Crónica realizó un recorrido por los sectores de la zona sur de la ciudad que fueron más castigados durante la catástrofe climática de 2017, los mismos que siguen padeciendo la anegación de sus calles y severas inundaciones cada vez que llueve de manera copiosa, en un lapso corto de tiempo.
Todas las vecinales realizaron guardias pasivas mediante sus celulares, atentos a socorrer a quien así lo solicitase, aunque durante la madrugada del jueves en ninguno de los casos había sido necesario.

Barrio 30 de Octubre: La actual comisión directiva atraviesa las últimas horas de gestión con guardias presenciales hasta la madrugada

En el caso del barrio 30 de Octubre, en el salón de usos múltiples que oficia de Unión Vecinal, ayer por la tarde estaba presente el señor Adrián Cid, quien transcurre las últimas horas de su actual gestión aguardando las elecciones que tendrán lugar el próximo domingo 17 de marzo.

Cid indicó que en el barrio estaban preparados para afrontar la tormenta de la magnitud que se esperaba en un comienzo ya que se habían limpiado los canales evacuadores y sumideros, un trabajo que agradeció a la Municipalidad ya que eso les llevó cierta tranquilidad.

Respecto de la madrugada, aseguró que hicieron guardia hasta la 1.30 entregando nylon que tenían en su poder de entregas anteriores, ya que les había sobrado un rollo entero y lo guardaron para ocasiones como esta. “Lo fraccionamos de manera tal para que alcance para todos y entregamos cortes de tres metros de doble ancho” material que –comenta– utilizan las personas que viven en los edificios para tapar las aberturas de las ventanas ya que por la antigüedad suele filtrarse el agua por ese sitio.

Otro punto que destacó es que desde allí abastecen a otros barrios, como por ejemplo Las Américas o Abel Amaya: “Acá vienen de otros barrios a retirar y estamos siempre predispuestos a ayudar a quien lo necesite, sea de este o de otro barrio”. Por tal motivo recibieron una carga de leña que hoy continuará a disposición para ser retirada por quien la necesite.

Stella Maris tiene contabilizadas 45 viviendas precarias a las que se asistió anticipadamente

Franco Policcichio, presidente de la Unión Vecinal del barrio Stella Maris, también aseguró que fue una jornada tranquila donde se hizo entrega de nylon para contingencia y en otros casos para prevención.

Según indicó a Crónica su vecinal tiene contabilizados los casos de viviendas más precarias que necesitan de manera urgente dicho material, unas 45 viviendas, a quienes se les entregó de manera prioritaria. Para el resto que quiera prevenir o necesite leña, continuaban teniendo a disposición para ser entregada.

Durante la madrugada de hoy iban a continuar con las guardias pasivas de la misma manera en que se vienen organizando, que es a través de referentes de la comisión directiva que se ocupan de cubrir diferentes sectores para poder llegar a tiempo y así soslayar las dimensiones que ha adquirido el barrio.

Te puede interesar
Se realizó la 5° entrega de lentes del programa municipal “Mirándonos”

Juan XXIII. Un barrio que mantuvo en vilo a los vecinos

Durante la tarde de ayer, en el edificio vecinal estaban presentes el vicepresidente Humberto Estevao y Miguel Sánchez, miembros de Comisión, quienes mencionaron que vivieron una noche con mucha preocupación y alerta. Ellos mismos en persona cuentan que decidieron realizar recorridas en sus vehículos durante la noche, además de estar pendientes de los grupos de whatsapp de vecinos, por cualquier contingencia.

Volvieron a manifestar su disconformidad ya que tras dos años y sus reiterados reclamos, en la práctica no han visto ninguna mejora. Situación que frente a este tipo de alertas meteorológicas los vuelve a dejar en el medio de una disputa política entre Nación, Provincia y la Municipalidad.

A estos últimos los mencionan como los menos responsables directos, aunque de fácil cuestionamiento ya que, con un dejo de rencor, pero con absoluta educación en su tono de voz, Estevao manifiesta que son ellos (las autoridades municipales) quienes deberían haber hecho propia la gestión administrativa en cuanto a los reclamos correspondientes.

A diferencia de otros barrios, donde el nylon y la leña pueden hacer una notable diferencia, en el caso de Juan XXIII solo 4 personas se acercaron a retirar nylon para evitar que ingrese agua a su hogar. Al respecto, Miguel Sánchez acotó: “quiero agregar que hasta antes del temporal este era un barrio completo, con todos los servicios y con casas en muy buen estado. Después del temporal no podemos decir lo mismo cuando hay hasta casas que siguen abandonadas por sus dueños sin poder retomar su vida normal, por no tener edad o los medios económicos”.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -