Restaurante icono de Caballito remató muebles tras despidos

85 empleados en la calle sin indemnización adecuada y amenazas de los dueños luego del cierre.

Una mañana de enero, algunos de los empleados del tenedor libre Los Maizales del barrio de Caballito se presentaron a trabajar como todos los días, pero se encontraron con la puerta cerrada y un candado que ratificaba las sospechas. Más tarde, fuentes del sindicato de Gastronómicos (UTHGRA) le confirmaron a Crónica que el cierre del restaurante estaba “confirmado”.

Este martes los dueños remataron muebles, heladeras y vajillas del negocio. A los 85 empleados despedidos, en tanto, no los indemnizaron. Según trascendió, los trabajadores recibieron $30.000 por 12 años de trabajo. “Agarra esto o no cobrás nada”, les dijeron. Pero este martes el negocio puso a remate casi todo lo que quedaba adentro.

Un mes atrás, a través de una cadena de llamados, los trabajadores se enteraron del cierre del comercio ubicado en José María Moreno 333 mientras que los proveedores “llegaban a cobrar mercadería y se encontraban con lo mismo”, relató una empleada del lugar. Dos de los dueños y el subgerente, Pablo Volpi, se presentaron para confirmar el cierre del comercio ícono de Caballito, custodiados por cuatro efectivos de una empresa privada y ofrecieron indemnizaciones paupérrimas a las 85 personas que trabajaban allí.

Al menos cinco empleados habrían rechazado la oferta. Ninguno de ellos había recibido por entonces un telegrama de despido. La quiebra del local tampoco fue presentada por los dueños de la empresa, que si bien confirmó su cierre, no dio declaraciones al respecto.

Te puede interesar
Una cadena de supermercados despidió a toda su cúpula de la filial argentina

La noticia se conoció junto al cierre de “Quiero tu Cuadril”, una parrilla que hasta hace poco funcionaba en la esquina de Córdoba y Ayacucho, en el barrio porteño de Recoleta. “Gracias Macri. Cerrado permanentemente”, se puede leer aún en el cartel de la entrada. Al igual que Los Maizales este martes, el 3 de enero último salió a remate el mobiliario del restaurante, los artefactos de cocina y hasta las computadoras.

Comentar
- Publicidad -