Vandalismo de quienes buscan igualdad, libertad y respeto

Si bien y lamentablemente en casi toda movilización o marcha se cuelan los inadaptados y provocan destrozos o actos de vandalismo -aún cuando la convocatoria sea para pedir justicia o castigo a quienes violaron las normas existentes- la última convocatoria que tuvo que ver con el desplazamiento callejero de la denominada “8M” no fue ajena a esta mala costumbre.Después de los insultos y del vandalismo provocado contra edificios públicos como la Catedral, comisaría céntrica o móviles policiales, surgen las excusas y la “medida” sobre qué es más o menos grave, pero lo cierto es que se provocaron daños en la marcha comodorense y, lamentablemente, en prácticamente todas las movilizaciones realizadas por mujeres, en el marco de un reclamo común en el Día de la Mujer.

Y esa marcha, lejos de recordar la verdadera y trágica historia por la que se decidió recordar el día internacional, se abocó a “la nueva lucha” que tiene que ver con el empoderamiento de la mujer; contra la trata, a favor o en contra del aborto, contra el maltrato, el femicidio, respeto o la igualdad de oportunidades, de trabajo o de salarios con respecto a los hombres, entre otras cuestiones.

En ese marco y en un plano de igualdad -escuchado y observado- en la marcha, muy importante si se tiene en cuenta las movilizaciones en general convocadas por el tema que fuera en esta ciudad, hubo quienes no podrían calificarse de infiltradas pero sí y quizás de equivocadas en los procedimientos de reclamo, las que fueron repudiadas por otras muchas mujeres que, incluso, estuvieron en las caminatas.

Más allá de qué es más importante, si una pintada o una desaparición, lo que es argumentada como excusa una vez sucedidas las acciones, lo cierto es que se produjo daño a la propiedad privada y pública. Esto es a edificios y bienes de iglesias o policiales que, en definitiva, son reparaciones que terminó cubriendo el Estado municipal de manera rápida o terminará cubriendo el Estado provincial -en el caso de comisaría y patrullero- con dineros que son de todos y que, en definitiva, son hechos vandálicos punibles por ley.

Comentar
- Publicidad -