En la ciudad hay alrededor de 200 vehículos que usan GNC

A pesar de ser más económico, no es un sistema muy utilizado en la ciudad, principalmente por el costo del equipo y por desconocimiento sobre su funcionamiento.

El aumento en los precios de los combustibles representa un duro golpe al bolsillo, teniendo en cuenta que el año pasado hubo en total 14 aumentos y en lo que va de 2019 hubo dos subas más, que dejó el litro de nafta por encima de los 32 pesos. La otra alternativa es el gas natural comprimido (GNC) que tiene un valor de 16,49 pesos el metro cúbico (m3).
En la ciudad hace diez años se instaló una estación de servicio de GNC en Hipólito Yrigoyen al 1.200, es la única de la ciudad y una de las pocas en la zona, ya que hay otra en Puerto Madryn y había una en Trelew que cerró.

Crónica pudo dialogar con el personal de la estación de servicio en donde además de la playa expendedora también hay un taller donde se realiza la colocación, reparación y los trámites para la habilitación. Con respecto a los precios de la nafta, señalaron que “hay una diferencia más o menos del 60% de ahorro, el combustible está $33 y el GNC está $16,50. Un metro cúbico de GNC rinde un 1,2 de nafta”.

En 2018 los combustibles tuvieron importantes aumentos a nivel nacional, la nafta súper tuvo una suba del 75,4%, la premium 77,7% y el GNC aumentó un promedio del 67,8%.

¿Daña el motor?

Varios de los taxistas y remiseros consultados por Crónica, mencionaron que no utilizan GNC porque causa daños al motor del vehículo, desde la estación de servicio aclararon que los equipos modernos de quinta generación no dañan los motores como ocurría antiguamente. “Muchos dicen que te seca el motor, que anda mal, pero eso con los equipos nuevos no pasa, con el de quinta generación anda muy bien” explicaron. Este mito surge porque antes los equipos eran instalados a vehículos que no contaban con las revisiones y los controles adecuados de aceite, del filtro o de bujías, o no contaban con el equipamiento de los automóviles actuales; así es como la falta de mantenimiento ocasionaba problemas de temperatura en los motores.

Una de las desventajas que mencionan los usuarios es que el vehículo se daña por el mayor peso que generan los tubos. En caso que se trate de un auto pequeño con tubos muy grandes o que suela llevar varios pasajeros, entonces en esos casos es conveniente reforzar la suspensión trasera, pero en vehículos grandes o que lleven poco peso no deberían existir problemas.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -