Familia numerosa quedó con lo puesto tras perder su casa en voraz incendio

Un matrimonio y sus seis hijos -entre los que se cuentan niños de 1 y 5 años- perdieron absolutamente todas sus pertenencias tras incendiarse la casa que habitaban en la zona de extensión del barrio San Cayetano.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 19:20 de ayer, sobre la calle 649 al 2.398, altura calle 558, y debieron acudir presurosas tres dotaciones del Destacamento 1 de Bomberos voluntarios.

Hubo escenas tristes en el lugar del hecho y el padre de familia debió recibir asistencia médica, primero, por un bombero voluntario que le realizó un RCP para reanimarlo, ya que a raíz de una fuerte crisis nerviosa se desmayó, y luego por el personal de una ambulancia que llegó al lugar.

Efectivos policiales de la Seccional Séptima fueron de los primeros en arribar al lugar, al que se debía acceder por una escalera de fierros para llegar a la casa incendiada, levantada en un sector que décadas atrás eran cerros.

Las pérdidas materiales fueron cuantiosas, aunque afortunadamente no hubo que lamentar víctimas personales.

Pedido de ayuda solidaria

“Cuando llegamos al lugar estaba totalmente generalizado el incendio y la vivienda con riesgo de propagación hacia otra lindera, así que trabajamos en la sofocación del mismo y a la vez en el enfriamiento de la vivienda vecina. Por suerte lo pudimos controlar rápidamente y pedimos dos unidades de abastecimiento más, ya que por acción de la alta temperatura podía propagarse hacia la casa lindante”, informó minutos después el comandante Víctor Alvarado, jefe del Destacamento Uno de Bomberos Voluntarios, mientras daba las últimas indicaciones a su personal, agregando -al igual que el personal policial interviniente- que las pérdidas materiales eran totales.

Te puede interesar
Avanza la construcción del primer espacio público en Altos de la Villa

La vivienda siniestrada era habitada por el matrimonio compuesto por Víctor Hugo Cárcamo y Beatriz Elizabeth Moreira, quienes en la desazón por ver que el esfuerzo de toda una vida se consumía por el fuego, no atinaban a decir mucho, solo se lamentaban.

Víctor Hugo vive de changas de albañilería, pintura y plomería, y no fueron pocos los que esbozaron que necesitarán la ayuda solidaria de la comunidad para poder empezar todo de nuevo, y así lo confirmaba uno de sus hijos, aportando el número de teléfono celular de su madre, el 297-4931187.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -