Sergio Martínez realizó una charla motivacional en Rada Tilly

Como parte de los actos del partido político Frente Patriótico que lleva a Marcelo Diz como candidato a intendente de Rada Tilly, estuvo ayer en esa localidad el exboxeador Sergio Martínez que realizó una charla motivacional, apelando a su propia experiencia, porque fue campeón Mundial luego de no tener plata, sufrir de hambre y pedir comida en Cáritas.

Desde los nueve años que persiguió el éxito en el deporte, “todos tenemos talento para algo y para mí, el deporte es mi identidad. A los 9 años y viendo por televisión todas las medallas que ganaba el atleta Carl Lewis, yo le dije a mi familia, con toda la inocencia de un chico de esa edad, que quería ser como él, que quería conseguir medallas; mi hermano me dijo que estaba loco y que iba a ser imposible porque Lewis estaba en Estados Unidos y le pagaban todo, pero después mi viejo me dijo si entrenaba todos los días y me dedicaba, quizá en 15 años algo logre”.

“Y le hice caso, porque al otro día comencé a correr, pero ese entusiasmo me duró tres meses, además estaba difícil, por la pobreza en que vivíamos y porque en la villa, cuando llovía, no se podía correr, entonces después descubrí un frontón y comencé a jugar a la pelota paleta, pero después, ya los 13 comencé con el tenis y quería llegar a ser profesional”, relató, “pero no tenía plata para pagar el profesor e ir al club, y justo en ese momento me regalaron una bicicleta y empecé a practicar ciclismo y me gustó, pero después me robaron la bici”.

Y continuando con su descripción relacionada exclusivamente al deporte agregó, “a los 16 me dediqué al futbol, y ya no estudiaba porque a los 14 comencé a trabajar para ayudar a mi padre, y si bien me gustó y lo practiqué mucho, no tenía las condiciones para jugar al más alto nivel, y eso fue un gran golpe y una gran frustración para mí porque estaba muy ilusionando. Pero no me caí”.

Pudo superar esa adversidad, “te confieso y te aseguro que hubiese cambiado todo mi éxito que logré en el boxeo por jugar un partido de primera en cualquier equipo, porque el futbol me gusta mucho. Pero no me rendí y no me metí en nada raro pese a que sentí una gran desilusión y estaba muy mal”, agregando, “seguí buscando y encontré en el boxeo otra posibilidad, y ahí sí sentí que podía triunfar, pero siempre planteándome objetivos cortos, ir paso a paso, sin saltearme nada, como en la vida misma, hay que vivir con paciencia”.

Te puede interesar
Corrida aniversario del Colegio Perito Moreno

Y luego le dio un mensaje a los boxeadores, “ser profesional es muy duro, no solo por las peleas que son duras, sino porque el entorno genera mucha incertidumbre, pero deben ir con tranquilidad, que todo se cumpla a su debido tiempo y aprovechar las oportunidades”.

En el final describió su experiencia en España, “me fui y la pasé mal por momentos, porque tuve que trabajar tres veces más que el resto para ganarme un sueldo, pero así y todo la vida se me complicó y viví en lugares peligrosos, pero nunca se me borró el objetivo de conseguir una pelea por un título Mundial al continuar entrenando duro todos los días, además de trabajar”, detallando, “en un momento me tuve que ir a vivir solo y la plata en ocasiones no me alcanzó ni para pagar la luz, en otras para el agua y hasta no tuve que comer, llegué a hacer fila en Cáritas para que me den algo de comida, pero un día llegué al gimnasio y me dijeron que en 9 días tenía la chance de pelear por el título en Inglaterra, y no lo pensé mucho y dije que esa era mi oportunidad, fue en el 2003 cuando pelee, y si bien mi rival que era más grande me destrozó la cara, pude ponerle una mano y gané. Y eso es lo que quiero decir, que se den cuenta de los momentos que se les presentan, que la vida te da revanchas y tenés que aprovecharlas. Hay que estar atentos porque a veces no vemos esa posibilidad”, finalizó diciendo su primera referencia del acto.

 

Comentar
- Publicidad -