Vidal se sube a la polarización: “Nosotros no inauguramos hospitales vacíos”

La gobernadora evitó confrontar con Baradel y hasta pidió disculpas a los docentes.María Eugenia Vidal dio su discurso más encendido en la Asamblea Legislativa. En sintonía con la postura que horas antes había mostrado Mauricio Macri en el Congreso, la Gobernadora polarizó con el peronismo a quien acusó de haber “negado la realidad” de la provincia de Buenos Aires.

Vidal retomó algunos tramos de marzo de 2016, cuando en su primer discurso frente senadores y diputados había asegurado que “la provincia duele”. Esta vez, en un claro tono de campaña, la Gobernadora acusó directamente al peronismo y puntualizó logros de su gestión.

Con picos de tensión en su discurso, elevando la voz y hasta golpeando el estrado de la presidencia de Diputados, Vidal apeló a chicanas que tenían como destino a la oposición peronista que la escuchaba desde las bancas. Cuando la Gobernadora habló de la gestión en materia de Salud, El diputado de La Cámpora, Facundo Tignanelli, le reclamó a los gritos: “abrí los hospitales de La Matanza”. Vidal lo escuchó y sin moverse de texto -como si fuera un gran guión- le contestó: “Nosotros decidimos no inaugurar hospitales vacíos, sin equipamiento, ni médicos como tantas veces pasó. Decidimos arreglar los que existen primero, hacer lo que no se ve”, lanzó. El silencio se apoderó del bloque de Unidad Ciudadana.

Por lo demás, el kirchnerismo duro asombró por su pasividad durante el discurso. Desde Cambiemos valoraron más tarde ese comportamiento al que consideraron “responsable”.

“Todos somos conscientes de la pobreza en nuestra provincia. No empezó en 2015, la venimos padeciendo hace décadas. La diferencia, lo que cambió, es que nosotros no negamos la realidad”, siguió Vidal.

En un discurso de 50 minutos, secundada por Daniel Salvador y Manuel Mosca, Vidal enumeró una serie de irregularidades de la gestión de Daniel Scioli. “Cuando llegamos se gastaban $550 millones de más en autos, en computadoras y artículos de oficina que no se podían justificar, con ese dinero compramos más de mil patrulleros”, dijo. Además explicó que se usaban $900 millones en gastos de funcionarios políticos. “Con parte de esa plata sumamos 300 ambulancias más a nuestro sistema de salud”, agregó.

También sostuvo que “en vehículos que estaban en desuso se gastaban $845 millones por el pago de sus seguros y en combustible que nadie controlaba. Con ese dinero pudimos pavimentar 280 cuadras más”. Y agregó que en 2015 se pagaba $160 cada bidón de agua, cuando ahora se paga $47.

“Defender lo público no es un discurso, una marcha, una remera o un escrache. Es haber sostenido un Estado que estaba quebrado”, lanzó casi gritando generando aplausos y el clásico “Si se puede”, por parte de diputados y referentes que ocuparon los palcos de la Cámara Baja.

Te puede interesar
Con familiares de la tragedia de Once, Macri criticó la corrupción K

Su discurso tuvo un claro tono electoral, al punto que no esquivó hacer referencia a su candidatura. “Mi primer mandato como gobernadora termina el 10 de diciembre de este año. Los bonaerenses van a decidir quién quieren que continúe”, dijo.

Autocrítica y respaldo a los maestros

La Gobernadora evitó esta vez lanzar críticas a los gremios docentes algo que el año pasado había sido lo más relevante de su discurso. “Sabemos que el rol de los docentes no se limita a lo que pasa en el aula. Valoramos el esfuerzo que hacen. Valoramos el trabajo de todos los días”, dijo.

Ese respaldo a los maestros confirma el giro del gobierno en su relación con los gremios que viene adelantando LPO. Está claro que la confrontación quedó de lado.

“Durante el último tiempo muchos de ustedes se vieron perjudicados por el conflicto que hemos tenido con los gremios”, dijo en el único pasaje en el que menciona la política del gobierno para con los sindicatos.

Y allí, Vidal lanzó una inédita autocrítica: “Quiero pedirles perdón si en algún momento sintieron que nos equivocamos”, aseguró.

En otro momento de su discurso, la Gobernadora hizo referencia a su relación con Mauricio Macri. “Vamos a seguir reclamando lo que falta que es la actualización” por inflación del Fondo, lo que implica $ 19 mil millones adicionales para la Provincia.

Vidal aprovechó para pasar una “factura” interna: “claro que tiene costos dar estas peleas, incluso cuando las das dentro de tu propio espacio político”, dijo.

Por otro lado, como adelantó LPO, la Gobernadora reclamó por el tratamiento de un proyecto de ley que propone un régimen de extinción de dominio en territorio bonaerense que dispone el decomiso de bienes de personas condenadas por casos de corrupción.

En paralelo, Vidal pidió celeridad para el tratamiento de la ley de alquileres, un proyecto que elimina el cobro de comisiones y gastos administrativos para los inquilinos y lo traslada a los dueños de las viviendas.

“Las dos son muy importantes para los bonaerenses, muestran que en esta Legislatura hay diálogo y espero que sigan avanzando”, dijo la gobernadora en el inicio de su discurso.

Por otro lado, la mandataria también reclamó a la Legislatura por el tratamiento del nuevo Código Procesal Penal “para lograr que la víctima sea escuchada en todo el proceso y reducir la cantidad de apelaciones que puede hacer un delincuente para seguir libre a pesar de tener condena”.

Finalmente, adelantó que el Ejecutivo pondrá en funcionamiento este año “un protocolo que establece mecanismos de denuncia y respuestas concretas para las trabajadoras de la Provincia en caso de acoso laboral o cualquier tipo de violencia”. Y sostuvo que enviará una ley a la Legislatura “para que lo debata y lo extienda al resto de los poderes”.

Comentar
- Publicidad -