Vecinos preocupados por el estado de los juegos en la plaza Pedro Seeber

Foto ilustrativa.

Luego de que hace poco tiempo atrás se viviera un terrible accidente por el mal funcionamiento de un juego infantil en la plaza de Rivadavia y Viamonte, donde una niña sufrió la amputación de uno de sus dedos, se renovaron críticas sobre el estado de estos espacios al aire libre por el estado en que se encuentran unas hamacas y que, de acuerdo a lo que denuncian los padres, podría causar un accidente de imprevisibles consecuencias.

Se trata de la concurrida plaza Pedro Seeber, de Km. 3, donde al menos un par de hamacas -seguramente tras el desgaste por su uso- se encuentran con sus cadenas apenas enganchadas de sus eslabones, debido a que las grampas de sujeción se abrieron, lo que pone en riesgo a quien las utilice con la posibilidad de salir despedido por los aires.

Otras dos hamacas del mismo predio, directamente fueron inhabilitadas y se observa con sus cadenas cruzadas sobre la misma estructura de los juegos.

Debido al uso que tiene ese paseo público y ante la observación del estado de deterioro que va sufriendo la plaza, los mismos padres que acompañan a los niños se acercaron hasta la vecinal para realizar el reclamo, donde obtuvieron información de los requerimientos realizados.

Entre otros cuestionamientos, señalaron que la pista de patinaje del paseo se inunda considerablemente y no se puede utilizar por varios días, falta granza en algunos de los juegos y la pintura prometida para paredones internos, mientras que tampoco se instaló nunca un prometido aro de basquet.

Te puede interesar
El Futbol Femenino se inserta en la Liga Oficial

Desde la vecinal, en tanto, señalaron que el último trabajo importante se realizó el 27 de setiembre pasado -para el aniversario del barrio Mosconi- por parte de la Secretaría de Infraestructura y Parques y Paseos, mientras que luego de recibir quejas anteriores de los vecinos, se elevó nota al área municipal correspondiente, pero aún no se ha obtenido respuesta, dijeron por último los vecinalistas.

 

Comentar
- Publicidad -