Para las pymes, la inflación en los próximos 12 meses será superior al 35%

Según un relevamiento, los pequeños y medianos empresarios esperan para febrero de 2020 casi dos puntos más que lo proyectado en enero.
El promedio de las empresas pyme estima que entre febrero de 2019 y febrero de 2020 los precios subirán 35,2%. Las expectativas de los empresarios para los próximos 12 meses tuvieron variaciones significativas este mes.

El dato fue extraído del relevamiento de expectativas de inflación entre comercios e industrias PYME que mes a mes realiza el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX). Las expectativas de inflación subieron a 35,6% en las industrias, 1,4 puntos más que en enero y en comercios a 35,0%, 1,8 puntos más. Mientras tanto, la mediana de las respuestas aumentó de 30% a 32%, en el promedio general.

Según el informe, la tendencia es diferente a la de los últimos meses, en los que la retracción en la actividad y el tipo de cambio más estable había moderado las expectativas.

En febrero, los empresarios vieron que una presión sobre precios en alza, en línea con las subas previstas para el año, el aumento de algunos precios cuyos ajustes quedaron postergados, y un tipo de cambio que se espera que ronde los $50 en diciembre.

En enero los precios mayoristas (IPIM), según INDEC, aumentaron un 0,6% y el IPC fue de 2,9%. A diferencia del mes anterior, el traslado a precios de la devaluación, y la actividad en recesión, frenaron el aumento de precios mayoristas en promedio, pero se observa una la suba de los precios minoristas.

Si se tiene en cuenta que la acumulación anual a enero de precios mayoristas fue de 66,9%, menor que en diciembre, y los precios mayoristas de productos importados, bajaron 2,4%, mientras que los precios minoristas acumularon en enero un aumento de 49,3%, más que en diciembre.

Te puede interesar
La inflación de abril se ubicará por encima del 4%

En los últimos tres años se registraron 2.177 quiebras en la Ciudad y GBA

En los últimos tres años el “impacto negativo” de la actividad económica afectó a “un número importante de empresas” ya que se dieron 246 casos en procesos preventivos de crisis y 2.177 quiebras en Capital Federal y Gran Buenos Aires, indicó hoy un estudio privado.

Según el sondeo elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), los procesos preventivos de crisis “se están convirtiendo en formas de avanzar en la flexibilización laboral”.

“Esta herramienta es una forma de avance en ´reconversiones´ y ajustes que las grandes empresas buscan aplicar, ante la imposibilidad que el ejecutivo encuentra en el tratamiento parlamentario de una legislación reducida en derechos laborales, la reforma laboral”, apuntó.

En ese escenario, “en los últimos tres años, el impacto negativo de la actividad económica se hizo sentir en un número importante de empresas que entraron en procesos preventivos de crisis con 246 casos, concurso preventivo de acreedores con 805 casos en Capital Federal y provincia de Buenos Aires y quiebras con 2.177 casos en esa misma zona”.

En tanto, subrayó que en “el total del período 2016 a 2018 se registran 2.982 personas (jurídicas o humanas) con alguna problemática de concurso preventivo o quiebra”.

“Respecto de la evolución de las quiebras, se incrementaron 8% en 2017 (frente al año anterior) y 11% en 2018”, puntualizó y señaló que “los concursos, por su parte, aumentaron también 8% en 2017 y 62% en 2018 las dos jurisdicciones mencionadas”.

Comentar
- Publicidad -