La oposición avanzará contra las tarifas y los DNU en el Congreso

Con la apertura de las sesiones ordinarias el viernes próximo, el Congreso se convertirá en escenario de fuertes disputas entre el oficialismo y la oposición, que tendrán como telón de fondo la campaña electoral.

La oposición apuntará contra uno de los flancos más vulnerables del Gobierno, la suba de tarifas, pero también buscará dejar sin efecto una serie de decretos presidenciales que considera inconstitucionales.

Cambiemos, por su lado, apelará a una doble táctica para contrarrestar la embestida opositora. Por un lado, impulsará el debate de proyectos que, sabe, son redituables electoralmente, entre ellos, el nuevo régimen penal juvenil. Por el otro, buscará acotar lo más posible el funcionamiento del Congreso para no darle aire a la oposición y evitar problemas inesperados.

Tiene dos ventajas el Gobierno. Si bien es minoría en ambas cámaras, tiene la fuerza suficiente en las comisiones para bloquear cualquier proyecto de ley opositor. La segunda ventaja es más bien política: el peronismo y el kirchnerismo son todavía rivales electorales, lo que dificulta (aunque no imposibilita) el armado de estrategias comunes.

El tema de las tarifas es un buen ejemplo. En diciembre pasado, el Gobierno aprobó un aumento del 35% del gas, mientras que la luz subirá entre un 26 y un 32% este año, lo que desató un malestar social generalizado. El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, presentó un proyecto de ley que replica aquel que el Presidente vetó el año pasado: propone suspender los aumentos tarifarios de los servicios públicos de gas, electricidad, agua potable y cloacas a partir del 1 º de enero de 2019 y retrotraer las tarifas al 31 de diciembre de 2018.

Comentar
- Publicidad -