Guaidó convoca a una gran movilización el 23 de febrero por ayuda humanitaria

En un acto donde juramentó a miles de voluntarios, Guaidó aseguró que en todas las ciudades del país habrán concentraciones para el ingreso de la ayuda humanitaria, como la llegada en aviones militares desde EE. UU.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por 50 países, convocó este sábado (16.02.2019) movilizaciones en todo el país el 23 de febrero para acompañar caravanas que irán a los puntos de entrada de ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos.

“No solamente va a ser en la frontera donde va a estar el movimiento voluntario (brigadas de colaboradores), en todas las ciudades del país habrán concentraciones este 23 de febrero para esperar el ingreso de la ayuda”, anunció el líder opositor.

En un acto donde juramentó a miles de voluntarios, Guaidó dijo que las caravanas deberán ir por la asistencia no sólo a la ciudad colombiana de Cúcuta, limítrofe con Venezuela, sino también a la frontera con Brasil y al punto donde llegue la que se acopiará en Curazao.

“No solamente serán caravanas (…) va a ser todo un país volcado (…) para decirle al mundo que vamos a estar en las calles hasta lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres”, agregó.

El opositor, de 35 años, aseguró que unas 600.000 personas se han inscrito como voluntarias para procurar el ingreso de los cargamentos de medicinas y alimentos, que el gobierno de Nicolás Maduro rechaza por considerarlo la puerta a una invasión militar.

Nuevo llamado a militares

Guaidó, también jefe del Congreso de mayoría opositora, redobló su llamado a los militares para que no acaten las órdenes de Maduro y dejen pasar la asistencia. “De nuevo el mensaje a las Fuerzas Armadas. Tienen siete días para que se pongan del lado de la Constitución y hagan lo correcto”, manifestó, entre la ovación de sus seguidores.

Te puede interesar
Macri: "Apoyamos más que nunca la democracia en Venezuela"

Acompañado de la cúpula militar, Maduro pidió la noche del viernes a la Fuerza Armada preparar un “plan especial de despliegue” en la frontera con Colombia, frente a lo que denunció como “planes de guerra” de los gobiernos de Donald Trump e Iván Duque.

El pulso de Maduro y Guaidó por el poder se centra en la ayuda humanitaria, un tema sensible en un país que vive la peor crisis de su historia moderna, con escasez de alimentos y medicinas, y una hiperinflación que hace impagable lo que hay.

Unos 2,3 millones de venezolanos huyeron de la crisis desde 2015, según la ONU, aunque el presidente socialista asegura que unos 600.000 se han ido “engañados”.

Ayuda humanitaria estadounidense

Dos aviones militares de carga C-17 aterrizaron en el aeropuerto de la ciudad fronteriza de Cúcuta y otro está previsto que lo haga en breve. Una delegación del gobierno estadounidense, encabezada por el secretario de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), Mark Green, hizo entrega de la ayuda que será almacenada en una bodega, cerca del puente fronterizo de Tienditas, que une a Colombia con Venezuela.

Uno de los aviones, por ejemplo, que despegó de la base de Homestead, en Miami, llevó 70 toneladas de una asistencia que incluye suplementos nutricionales, kits de higiene, montacargas y personal para ayudar a descargar la mercancía. Una vez dispuesta en el centro de acopio, la ayuda custodiada por Colombia se sumará a las provisiones donadas por Estados Unidos y Puerto Rico desde el 7 de febrero.

La enviada del Departamento de Estado, Julie Chung, advirtió a los militares leales a Maduro sobre el error que cometen al intentar bloquear el ingreso de asistencia humanitaria. “Sus conciudadanos están huyendo y muriendo de hambre, están cometiendo un terrible, terrible error al bloquear esta ayuda”, dijo en rueda de prensa.

Comentar
- Publicidad -