“Seguimos de rehenes del IPV”

Ante una nueva convocatoria a través de redes sociales para usurpar las viviendas adjudicadas a integrantes de la Cooperativa 9 de Agosto en Km. 14, nuevamente los damnificados por las demoras en la entrega de las mismas reiteraron su reclamo para finalmente poder habitarlas.

Hace más de dos años las viviendas ubicadas a la vera de la Ruta Nacional Nº 3 en la zona de Km. 14, que fueron adjudicadas a integrantes de la Cooperativa 9 de Agosto, se encuentran sin ser habitadas, luego de varias situaciones que motivaron en más de una oportunidad protestas por quienes resultan damnificados en la situación; incluso a raíz del temporal de lluvia de 2017 las mismas resultaron afectadas, lo que empeoró aun más el panorama para quienes tienen latente el sueño de la vivienda propia.

A todo ello, se suma una problemática ante los constantes intentos de usurpaciones de las mismas e incluso ayer a través de redes sociales comenzó a circular una convocatoria para esto, lo que nuevamente puso en alerta a los integrantes de la cooperativa.

En diálogo con Crónica, Lucía Luengo, damnificada, expresó que “cada tanto aparecen estas amenazas de usurpación de las viviendas y en su momento, a fines de diciembre, se hizo una presentación formal ante autoridades policiales quienes se comprometieron a realizar patrullajes especialmente por la noche”.

Asimismo, al ser consultada sobre la entrega de las vivienda, planteó que a mediados de diciembre desde la Cooperativa 9 de Agosto les enviaron mails a quienes estaban al día con las cuotas para presentarse en la delegación local del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) para actualizar las capetas para avanzar en la entrega de la vivienda, pero sin fecha probable.

Te puede interesar
El periodista Nicolás Kasanzew llega a Comodoro Rivadavia para dar una charla sobre Malvinas

“De las familias cada una tiene un caso particular por resolver, en mi caso no estoy hace tanto tiempo en la cooperativa, son 7 años, pero hay gente que hace más de 15 años está y todo esto se fue postergando” aseguró y añadió que en muchos casos están esperando que se les haga la entrevista social que por cuestiones de vacaciones del personal no se habrían desarrollado.

De esta forma reclamó que “nadie nos asegura la fecha de entrega porque no se terminaron las obras por una deuda de Provincia con la empresa. Después del temporal de 2017 colapsó parte del desagüe, hay que reparar cloacas y no se sabe cuándo la empresa firmará la finalización de obra” y apuntó que “seguimos de rehenes del IPV y también nos sentimos damnificados con la cooperativa, tenemos las carpetas en regla y cuotas al día y cuando vamos a la cooperativa nos atiende la secretaria que no sabe qué va a pasar”.

Es así que, ante esta situación, Luengo lamentó que “mis años de espera no son muchos, pero este año tuve que renovar el contrato de alquiler por dos años y todo aumenta, hay gente que tuvo que dejar sus casas que alquilaban por costos e irse a vivir amontonados con otros familiares”; al tiempo que mencionó que los adjudicatarios de la cooperativa Patagonia Ambiental y trabajadores provinciales y municipales están con la misma problemática que pareciera no tener fin.

Comentar
- Publicidad -