Intenso trabajo para reparar la nueva avería en el acueducto

Luego de lo sorpresivo de una nueva rotura en uno de los antiguos caños del subacueducto que alimenta la reserva de barrio Pietrobelli -en el mismo tramo crítico de 10 de Noviembre y Francisco Behr- y causó conmoción entre los vecinos cercanos al lugar del incidente, se realizó una tarea que no tuvo pausa prácticamente desde las 23 del martes y hasta ayer aproximadamente a las 21:30 horas, cuando se realizaba el hormigonado de tres dados sobre las cabezas de caños, que insumió un total de 9 metros cúbicos de hormigón H21.

Según explicó José Sebastián, “el problema es la antigüedad de los caños y es por eso que en las uniones, y por seguridad, estamos reforzando los aros de goma con el hormigonado, como para evitar eventuales movimientos y fisuras de los ductos más antiguos”, señalando que “el trabajo ha sido permanente con diferentes cuadrillas, intentando realizar la tarea lo más rápido posible”.

Pese al apuro, agregó que “hay situaciones que no podemos obviar y que demandan tiempos porque, más allá del accidente que provoca la falta del servicio en los hogares, sería más grave aún que se produzca un nuevo incidente en este sector que, vale decirlo, es propenso a ello por la antigüedad de los caños”.

Anoche, y mientras se armaba el encofrado para sellar con hormigón tres uniones de caños, Sebastián adelantaba que “una vez hormigonado debemos esperar el fraguado y recién después iniciar el llenado de ductos de manera lenta por lo que estimamos que -sin nuevas situaciones imprevistas- el servicio estará reanudándose desde media mañana del jueves -por hoy- a los 17 barrios a los que debimos cortar por la rotura”.

Te puede interesar
Dejaron sin luz, teléfono e internet a seis ciudades para robar cajas fuertes en Trelew

Más allá de la tarea sobre la avería, la SCPL también estuvo trabajando ayer en el desvío de agua hacia diversos subacueductos de manera lenta y permanente ya que, gracias a una presión continua desde Sarmiento, el corte del servicio para una gran cantidad de población, hacía peligrar que rebalsara las reservas del Puesto La Mata, lo que demandó una tarea complementaria a la realizada en la misma rotura.

 

Comentar
- Publicidad -