Un argentino fue detenido en Málaga por robar una docena de comercios

Tiene 21 años. Usaba las tapas de las alcantarillas para romper las vidieras.Tiene 21 años y era buscado desde hacía dos meses por la policía española. Es argentino y lo detuvieron en la localidad de Benalmádena, en Málaga, acusado de haber cometido al menos 12 robos en distintos comercios del lugar y con un modus operandi muy peculiar.

Las autoridades españolas acusan al argentino de usar las tapas de las alcantarillas para romper los cristales de las puertas de acceso a los negocios y robar las cajas registradoras.

Todos los ataques fueron de madrugada y los primeros tres robos se dieron en una misma noche de diciembre pasado en distintos hoteles de Benalmádena.

Ese robo fue el que disparó la investigación de la Policía Nacional de España que culminó con el arresto del argentino y su cómplice.

Es que la Policía cree que, al menos en ese primer ataque, el argentino no actuó solo.

Por eso, cuando lo arrestaron también detuvieron a un joven de 26 años y nacionalidad marroquí que estaba con el sospechoso.

Los blancos de los delincuentes eran bares, restaurantes, perfumerías e inmobiliarias.

Comentar
- Publicidad -