Gustavo Servera seguirá detenido hasta la finalización del juicio

En la mañana de ayer, se llevó a cabo en los tribunales penales del barrio Roca la audiencia preliminar de juicio por el femicidio de María Soledad Arrieta, perpetrado el 5 de febrero de 2018 y que tiene como único imputado a su expareja, Gustavo Servera.

La audiencia fue presidida por el juez penal Jorge Odorisio, en tanto, la Fiscalía fue representada por la fiscal general María Laura Blanco y la defensa de Servera fue asumida por el abogado particular Francisco Miguel Romero.

La fiscal pidió que se eleve la causa a juicio oral y público y que se mantenga la prisión preventiva del imputado hasta la finalización del juicio. Relató cómo ocurrieron los hechos en la madrugada, entre la 1.30 y las 2.00, en momentos en que la víctima María Soledad Arrieta estaba sola en la parte posterior de la casa ubicada en Juan Manuel de Rosas al 3600. En ese momento, se presentó su exesposo Gustavo Alejandro Servera, quien residía con los hijos de la pareja en la vivienda principal ubicada en la parte delantera del terreno. La Fiscalía sostiene que el hombre entró por una ventana lateral y la atacó a golpes, después, utilizando un lazo metálico se lo colocó alrededor del cuello y la redujo. En este ataque, la víctima sufrió escoriaciones lineales en diversas partes del cuerpo, en el tórax, en el cuello, en la región posterior, además de equimosis en la parte delantera del cuello. Así, ya inconsciente, la arrastró hasta el dormitorio y la puso sobre la cama para después rociarle un líquido inflamable y prenderle fuego. Después se fue de allí dejando a la víctima envuelta en llamas –enunció la Fiscalía. La muerte de Soledad Arrieta se produjo por quemaduras extensas en todo el cuerpo y en las vías aéreas.

Te puede interesar
Caso Hernán Soto: ya está en la ciudad la clarividente que colaborará en rastrillajes

Femicidio

La Fiscalía sostiene que este ataque se produjo como conclusión de una relación signada por la violencia de género, en la que Arrieta se encontraba en una situación de subordinación y sometimiento a Servera, basada en una relación desigual de poder, condición que encuadra el hecho en un femicidio. Calificó el hecho como “homicidio agravado por ser cometido contra la cónyuge y por haber sido cometido a una mujer siendo perpetrado por un hombre, mediando violencia de género”. Este delito prevé una pena de prisión perpetua.

Finalmente, en referencia a la prisión preventiva, solicitó que se mantenga esa medida entendiendo que aún persisten los peligros procesales de fuga y entorpecimiento que la originaron. También mencionó la gravedad del hecho y los elementos de convicción suficientes como para tener a Servera como probable autor del hecho.

Por su parte el defensor ofreció prueba y no objetó la calificación legal del caso, ni la prisión preventiva que viene cumpliendo su defendido. Finalmente, el juez Odorisio resolvió que Servera continúe detenido hasta la finalización del juicio. La causa fue elevada a juicio oral y público, de modo que próximamente se conocerá la fecha de inicio del debate.

 

Comentar
- Publicidad -