Jorgelina Scarafiocca se posiciona como una referente regional del arte del mosaiquismo

Jorgelina Scarafiocca fue entrevistada por Crónica Emprendedores en el mes de julio del año 2016. Por entonces, hablar de mosaiquismo era algo novedoso y una técnica más bien desconocida en la ciudad. Hoy no solo creció la demanda y la popularidad de dicho arte, sino que su nombre ya no pasa desapercibido. Una artista, docente y emprendedora que relata cómo fue paso a paso su trayecto emprendedor.

El mosaiquismo es un arte decorativo que se basa en la confección de obras mediante la unión de diferentes piezas sobre un soporte. Se realiza con pequeñas piezas de piedra, cerámica, terracota, vidrios de varios tamaños u otros materiales similares de diversas formas, texturas y colores.

Data desde comienzos de la edad de bronce y tiene la maravillosa posibilidad de permitir cubrir enormes superficies con pequeñísimos trozos de colores que resisten cualquier inclemencia climática. Además, da segundas oportunidades a los objetos, ya que se suele utilizar también vajilla rota o botellas de vidrio. Tal vez por eso es considerado una de las artes más terapéuticas que existen.

Hoy, luego de dos años y seis meses, nos enorgullece reencontrarla habiendo no solo sostenido su emprendimiento, “Los mosaicos de JoSoBi”, sino que también fuimos testigos del crecimiento sostenido que pudo generar a pesar de algunas adversidades, como haber sido damnificada por la inundación del año 2017.

Para la presente nota la visitamos en su nuevo local, inaugurado hace pocos meses. Es un amplio espacio en pleno centro de la ciudad (España 536), cuenta con una cartera de más de 60 alumnas mensuales, y también es proveedora -distribuidora oficial- de una marca de insumos que requieren quienes se inicien o se dediquen a la técnica del mosaico. (Al respecto comenta que mantiene los mismos precios que en Buenos Aires ya que su prioridad es proveer más como un servicio que como otra unidad de negocios).

Cuando conocimos a Jorgelina Scarafiocca en el año 2016, nos recibió en una bella casona donde habitaban sus padres quienes le permitían ocupar el sitio algunas veces por semana para dar clases y trabajar en sus obras de arte de mosaicos.

Contaba que había comenzado a trabajar en mosaiquismo tras tener que poner en pausa su propia vida, cuando una de sus hijas sufrió un accidente, lo que las obligó a vivir un tiempo entre ambas ciudades: Buenos Aires y Comodoro Rivadavia. “Es muy terapéutico, ayuda a despejar la mente, y a mí personalmente me ayudó mucho a desarrollar la paciencia y focalizarme en otra cosa mientras transcurría la recuperación de mi hija”, decía en esa oportunidad.

También ponderaba a quien había sido su primera maestra, la reconocida internacionalmente arquitecta y mosaiquista Liliana Waisman, con quien había tomado un curso en el año 2011 en Buenos Aires. Fue quien le indujo en tan apasionante profesión hacia donde ella continuó ininterrumpidamente hasta transformarse en una referente en la Patagonia.

Por ese entonces ya navega la sutil línea imaginaria de ser una emprendedora o una artista, ya que realiza trabajos a pedido pero estos son siempre únicos e irrepetibles. Era contratada para decorar paredes, murales, y hasta realizar logos de empresas. También realizaba objetos que luego ponía a la venta, como espejos, cuadros, luminarias, fanales, cajas, portarretratos, macetas, mesas de jardín, tutores y otros elementos, utilizando tres materiales como base: mosaico veneciano, azulejos y espejos.

Luego, en el año 2013, también se inició en la docencia y empezó a dar clases, talleres y seminarios de diferentes técnicas de mosaiquismo, además de -en cada año- gestionar la visita de algún o alguna reconocida artista para que brinde a sus alumnas el perfeccionamiento al que ella misma pudo acceder en Buenos Aires.

Su taller hoy

Su emprendimiento como taller, hoy ya afianzado, pasará a ser un espacio integral donde incluirá -además de clases de mosaico- clases de vitrofusión, cursos de porcelanato líquido aplicado al mosaico y bijou en mosaico. También en marzo va a inaugurar un horno para que sus alumnas puedan culminar, allí mismo, sus piezas.

Asegura que en todos los años que lleva difundiendo la actividad, recién en el 2018 notó una “explosión” en Comodoro Rivadavia en cuanto a la demanda. “Fue un trabajo de hormiga pero hoy tengo alumnas que ya dan clases y se pueden tomar cursos en talleres barriales y municipales también”.

Constantes capacitaciones

Agrega que durante estos dos años se ha volcado principalmente a tomar clases con exponentes internacionales lo que de alguna manera le abrió nuevas puertas e hizo que sea cada vez más recomendada: “Los artistas con los que me capacité en 2017 y 2018 son Giulio Menossi, Ángela Sanders y Andjelka Radojevic, de Italia, EEUU y Serbia, respectivamente”.

Asegura estar convencida de que el aprender de diferentes personas le permite ir tomando lo mejor de cada uno en vez de encasillarse en un solo artista, “eso es lo que más ayuda a que fluya mi creatividad y el arte que hago en sí”.

Muestras de arte

Jorgelina expuso en el Hotel Lucania junto a su colega Marina Alonso y también fue convocada para exponer en una muestra de arte internacional de mosaiquismo que se lleva a cabo en Esquel y que esperan realizar una gira por toda la Patagonia.

A nivel de exposiciones todavía aguarda una oportunidad para poder desplegar sus obras en una muestra de arte local, muchas de ellas impactantes rostros o paisajes abstractos patagónicos, hechos con cientos de venecitas.

Directora de obras colectivas

En dos oportunidades fue convocada para dirigir obras colectivas realizadas en mosaiquismo. Una de ellas fue un Mural Homenaje al Doctor René Favaloro en el año 2016, realizada en la planta baja del Hospital Regional y lleva el lema: “Procuremos educar con el ejemplo”.

La otra será expuesta entre marzo y abril del corriente año en el marco de la prevención y el acompañamiento de las personas enfermas de cáncer bajo el lema “Prevenir es Amar la Vida”. Esta última será montada en el Hospital de Día Oncológico ubicado en el primer piso del Hospital Regional y tendrá un tamaño de 150 metros.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -