El núcleo duro de Lavagna descree de una candidatura

Las definiciones de Roberto Lavagna sobre el armado que imagina para derrotar a Mauricio Macri en octubre , pero sobre todo, sobre su posible candidatura, provocaron todo tipo de lecturas y hasta cierto malestar en Alternativa Federal. Sin embargo, en el núcleo duro del exministro de Economía de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner minimizaron la posibilidad de que finalmente sea candidato.

Interpretaron, en cambio, que el objetivo central del reportaje radial que Lavagna dio anteayer -el primero después de dos años de silencio y de un enero plagado de reuniones, fotos y gestos políticos- fue reforzar su idea de que la única manera de ganarle a Cambiemos en las presidenciales de octubre es “construir un espacio amplio y diverso” que tenga como base al peronismo, probablemente a Alternativa Federal, pero que incluya a radicales, socialistas, macristas decepcionados y referentes de la sociedad civil.

Otro colaborador de Lavagna en el día a día fue más tajante. Directamente descartó que vaya a ser candidato. “Roberto va a trabajar para armar un espacio amplio y plural para sacar a Macri, pero no va a ser candidato. De lo que dijo ayer, interpreto que no tiene ningún interés en serlo”, analizó ante la consulta de este diario.

En rigor, tanto en cercanías de Lavagna como en el resto del universo político las palabras de Lavagna, como antes sus silencios, no tienen lecturas unívocas. “Sobre mediados de año uno debería tener con claridad si hay una posibilidad de una alternativa que no sea más de lo mismo”, contestó cuando le preguntaron si será candidato. La frase es lo suficientemente ambigua como para suponer que solo habla de mediados de año como su plazo para evaluar si el espacio que propone construir es lo suficientemente sólido. Pero habla de junio, que es el mes en el que deben definirse las candidaturas y eso no es inocente. Aun así, cerca de Lavagna insisten en que su interés primordial es “colaborar” con el armado de una alternativa “panperonista” capaz de darle pelea a Macri y no competir él mismo para sucederlo.

Te puede interesar
Juan Carlos Hernández fue designado como nuevo jefe de la Policía Federal

Las evaluaciones que hacen cerca de Lavagna chocan con las de dirigentes que impulsan abiertamente su candidatura, como Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo.

También difieren de las que hacen Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto, los tres precandidatos a presidente que hasta ahora tiene Alternativa Federal.

Massa celebra que se hable de Lavagna y que las especulaciones sobre si será o no candidato se estiren en el tiempo. Busca capitalizar el vínculo que tiene con el economista desde 2013 y el volumen político que, asegura, Lavagna le aporta a Alternativa Federal.

La mirada de Urtubey es más cercana a la del núcleo duro de Lavagna. El gobernador de Salta coincide con Massa en que la figura de Lavagna aporta “consistencia” al espacio y celebra que su discurso respecto de “consolidar un espacio amplio” es muy similar al suyo. Sin embargo, está convencido de que, al final del camino, Lavagna no será candidato.

Pichetto es más cauto. “Hay que respetar los tiempos de Roberto para analizar sus planes”, dijo el jefe del PJ en el Senado. En la misma línea, destacó que comparte con Lavagna su “visión de unidad nacional, su convicción de que la Argentina no saldrá adelante desde la mirada de un solo partido” y la idea de que Alternativa Federal “se consolide territorialmente”.

Comentar
- Publicidad -