Crónica conmemora 57 años de historia

Luego de otra fabulosa jornada en la que la comunidad comodorense volvió a acompañar el esfuerzo con el que se logró la “55º Corrida Internacional Diego Joaquín Zamit”, Crónica cumple hoy un nuevo aniversario, de cara a un 2019 que recién comienza pero que seguramente deparará días tan disímiles como los que el diario ya está acostumbrado a transitar, en esta extensa historia que comenzó en el año 1962 desde un modesto espacio en calle Alem 680.
Todo lo que se vivió después de aquel primer día de impresión fue crecimiento: de cada integrante de la empresa -tanto del personal como de los directivos-, de la misma ciudad que acompañó su desarrollo y del diario como institución que, pensado y puesto en funcionamiento por Diego J. Zamit y Herminia Presas, fue fortaleciéndose en el tiempo, transformándose en “la necesidad del lector” durante cada jornada.

La premisa “Solo la verdad nos hará libres” no se abandonó nunca y seguramente fue la condición primigenia para ser elegido en la preferencia informativa de los primeros años y continúa sustentándose pese a la modernidad y a las nuevas herramientas y procedimientos para informar sobre lo que sucede en la ciudad, en el país y en el mundo.

Los festejos se sucedieron siempre, todos los años, de diferentes maneras, porque se entendía -cada integrante del diario- que un nuevo aniversario era un logro conjunto; así como el avance y el afianzamiento empresario basado en el esfuerzo colocado en la tarea administrativa, o en la de investigación y transformación de situaciones cotidianas en verdaderas noticias, las que esperaba el lector y nacían desde aquellas antiguas Olivetti Lexicon 80.

Te puede interesar
Se realizó una convocatoria por el día del animal

Se han sucedido los encuentros; los asados en familia, las fiestas especiales por las Bodas de Plata o las Bodas de Oro del diario, aquellas celebraciones que dejaron recuerdos imborrables -por el paso del tiempo- plasmados en fotografías en sepia en las que más de uno prácticamente está irreconocible, pero no dejan de ser un buen recuerdo.

La vida continúa y la modernidad se sucedió tan vertiginosamente que casi no da tiempo a recordar siquiera todos los cambios ocurridos en los últimos años, esos que fueron adoptados por Crónica y los trabajadores de prensa, dejando atrás la linotipo, las máquinas de escribir, los rollos fotográficos o la impresión del diario, para pasar a esta nueva historia de fotos digitales, de whatsapp o de internet, herramientas que reducen el mundo en tiempo y distancia pero que, a pesar de todo, siguen permitiendo “hojear una página” y compartir un desayuno o un regreso a casa de madrugada.

Crónica celebra sus 57 años de existencia y eso no hubiera sido posible sin el lector, sin aquellos vecinos que -quizás- aprendieron a leer con las páginas del diario y hoy, junto a sus hijos o quizás sus nietos, siguen eligiendo para informarse y para compartir con este diario, su familia.

 

Comentar
- Publicidad -