Intenso “trabajo de vaciado” tras una nueva rotura del acueducto

Mientras las cuadrillas de trabajo de la SCPL avanzaron más rápido de lo previsto para solucionar la primera avería del acueducto -detectada en la madrugada del martes en cercanías de 10 de Noviembre y Francisco Behr- lo que reduciría el tiempo de corte del servicio de agua potable, y cuando todo hacía suponer un final de trabajo, el ducto principal volvió a tener otra rotura a escasos metros de la primera.

Pese al tiempo ganado trabajando en turnos continuos, con tareas que se mantuvieron incluso durante la noche, la nueva rotura demandó otra estrategia de trabajo que implicó corte del servicio en otro sector de la ciudad para permitir el desagote del ducto, otra excavación -importante en diámetro y con cinco metros de profundidad- para llegar hasta el tramo dañado, y el posterior vaciado del antiguo caño de 900 mm, lo que generó un verdadero piletón que hubo que drenar.

Esa tarea, explicó José Sebastián -a cargo del área Operaciones del acueducto- “es la que nos ha demorado ya que es una cantidad importante de agua que hay que desagotar con equipos propios y la ayuda de un camión-chupa que solicitamos al municipio como refuerzo”, destacando que “a pesar de ello y con la avería detectada, una vez vaciado el pozo y sin que nos surja alguna otra novedad, estimamos que en las última horas de la tarde tendremos solucionado el nuevo inconveniente”.

Te puede interesar
El gobernador afirmó que siguen trabajando en el conflicto de cooperativas por la deuda con Cammesa

Con esa idea y un posterior llenado de ductos -lento y regulado, lo que demandaría entre 5 y 7 horas-, el referente de la SCPL estimaba que “mañana en la mañana -refiriéndose a la mañana de hoy, jueves- estaríamos iniciando la distribución normal del agua a la ciudad y tendremos otro tramo del acueducto reparado con materiales nuevos, ya que los que se han roto son antiguos caños de hormigón de 900 mm, los que tienen el lógico desgate del uso y de los años”.

Mientras se explicaba la situación y se destacaba la predisposición de las cuadrillas de trabajo, las bombas seguían desagotando el enorme socavón inundado mientras que, con la pala-balde de una retro, se ayudaba en la tarea para acortar los tiempos y poder hacer el cambio del tramo de caño dañado.

De esta manera y pese al anuncio de la segunda rotura del acueducto prácticamente en la misma zona, los tiempos del corte del servicio que afectó a la Zona Central, Loma, 9 de Julio, 13 de Diciembre, Jorge Newbery, Ceferino Namuncurá, José Fuchs, San Isidro Labrador, Isidro Quiroga, Abel Amaya, Juan XXIII, Roca, Pueyrredón, Stella Maris, Industrial, Parque Industrial, parte baja de Las Flores y La Floresta, Cordón Forestal, Fracción 14 y 15, 30 de Octubre, Moure y parte del Quirno Costa, fue algo más breve de lo previsto en principio.

 

Comentar
- Publicidad -