Tras la votación, se instaló la polémica en La Rioja

Cambiemos cuestionó el valor del plebiscito que le permite a Sergio Casas ir por la re-reelección.

Con una participación electoral que apenas rozó el 44%, el “Sí” a la enmienda constitucional riojana (que superó al “No” por unos 20.000 votos) fue duramente criticado por la oposición del actual gobernador, Sergio Casas. Cambiemos advirtió que “no va a convalidar” la consulta popular ya que fue “un mamarracho absoluto”.

En esa línea también se pronunció el ex mandatario provincial, Luis Beder Herrera, para quien “todo suena a trampa”. Sergio Casas quedó habilitado para ir por otra reeleción. La aceptación a la enmienda obtuvo el 25,2% de los votos, mientras que el “No” terminó con el 17,9%.

Pero esa diferencia de unos 20.000 votos fue calificada como “mamarracho absoluto” por Cambiemos. Por eso, el espacio liderado por Mauricio Macri dijo que “no vamos a consolidar” la consulta popular, por lo que estudia “las mejores vías” judiciales para frenar la enmienda constitucional.

En ese sentido, Luis Beder Herrera (quien gobernó la provincia hasta diciembre de 2015) cree que Cambiemos recurrirá al Tribunal Electoral de la provincia y “luego a la Corte Suprema, y recién ahí se va a saber” a quién le adjudican el triunfo. “Por antecedentes y jurisprudencia, se tiene que declarar inconstitucional”, opinó el ex mandatario riojano.

Además, expresó que el proceso por el cual se llamó al plebiscito “fue una cosa rara: se sancionó la enmienda entre Navidad y Año Nuevo y luego, a 30 días de eso, con 40 grados de calor y con la gente de vacaciones, se llama a la elección. Todo suena a trampa”. En declaraciones a AM 530, Beder Herrera sentenció que “la gente por supuesto no ha ido a votar. Yo llamaba a que la gente no vaya a votar porque era una manera de darle la espalda a este proceso”.

Te puede interesar
Sastre: “En junio Chubut al Frente tendrá mayor respaldo que en las PASO”

El senador nacional de la UCR Julio Martínez señaló que “hubo todo tipo de atropello y torpeza” durante ese proceso, por lo que el referendo “no tiene legitimidad porque el 65% ciento no fue a votar y decidió no legitimar este proceso”.

La provincia de La Rioja “es la de peor calidad institucionalidad de todas, donde el mismo grupo viene gobernando desde hace 35 años” y advirtió que “no es un proyecto de gobierno sino un proyecto de poder, que lo que hace es modificar las reglas de juego para perpetuarse en el poder y mantener la impunidad porque bastante corruptos son y no soportan una Justicia independiente”.

De la Nación, quienes hablaron fueron Sebastián García de Luca y Germán Garavano. Para el viceministro del Interior, “si la Justicia no hace cumplir lo que claramente dice la Constitución (riojana), no tengo la menor duda de que cuando sea la elección obligatoria los riojanos van a decir con claridad su mensaje de cambio”.

Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, dijo que fue “un proceso muy manoseado y muy cuestionado”.

Comentar
- Publicidad -