Mauricio Macri recibió a Elisa Carrió en la quinta de Olivos

El presidente Mauricio Macri y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se reunieron en la residencia de Olivos, donde analizaron la situación del país y la estrategia política de Cambiemos de cara a las próximas elecciones nacionales.

De la reunión, que se realizó anteayer en la residencia de Olivos y se extendió por al menos una hora y media, participó además el ex vicejefe de gabinete Mario Quintana.

El encuentro se produjo luego de varios meses de distanciamiento entre Macri y Carrió, quien en el último tiempo criticó varias medidas adoptadas por el gobierno nacional.

Sin embargo, Carrió celebró en las últimas horas a través de su cuenta de Twitter la decisión del presidente Macri de firmar un decreto para sobre extinción de dominio, al señalar: “Aplausos para el presidente Mauricio Macri por la extinción de dominio #RecuperarLoRobado”.

Fuentes allegadas a Carrió adelantaron que en la reunión se acordó que Carrió realice recorridas por todo el país como parte la campaña, acompañada por Quintana, a partir de marzo próximo .

Las fuentes destacaron el clima de diálogo “abierto” del encuentro y pusieron de relieve “los consensos alcanzados sobre la agenda de un año clave para el país”.

El encuentro se produce una semana después de la reunión que mantuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con Carrió, en la casa que la diputada de la CC tiene en la localidad de Exaltación de la Cruz, en el norte del conurbano bonaerense, para limar asperezas y avanzar en la estrategia de Cambiemos de cara a las próximas elecciones.

Relación con altibajos

Esta reunión llegó después de varios meses en los que la relación entre Macri y Lilita se había enfriado producto de algunos cortocircuitos entre dos de los fundadores de Cambiemos. Uno de los últimos encuentros públicos que habían tenido fue en un acto en el CCK, en el que se registró cierta tensión entre ambos.

Te puede interesar
Declararon inconstitucional el decreto de Macri que habilitó el voto por correspondencia

La semana pasada la diputada se había referido a su relación con Macri: “No es que no hablo con el presidente porque esté enojada, yo no hablo con los Diputados ni con Dios. No lo extraño a Macri, pero tampoco extraño a mis hijos”. En ese sentido, Carrió dijo: “A Macri no sé si lo quisiera tanto si no estuviera Juliana (Awada)”.

Hace casi dos semanas el jefe de Gabinete Marcos Peña había visitado a Carrió en su casa de la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz con el objetivo de descomprimir la situación.

Peña llegó solo, poco antes de las 16, en su auto oficial. Carrió lo esperaba en el living de su casa junto a Maximiliano Ferraro, legislador porteño y presidente de la Coalición Cívica (CC).

El encuentro duró más de dos horas en la casa que la diputada alquila en un barrio semiprivado, a la que suelen peregrinar dirigentes y funcionarios de la coalición oficialista, en medio de la tensión que sobrevolaba desde meses antes de fin de 2018 y que se profundizó desde el pedido de juicio político de Lilita al ministro de Justicia, Germán Garavano, en octubre pasado.

Tanto la Coalición Cívica como el gobierno buscaron bajarle el tono al encuentro, aunque no dejaron de reconocer que sirvió para distender el vínculo.

Comentar
- Publicidad -