Detuvieron a otro implicado en el salvaje crimen de un joven en Trelew y ahora son 5 los sospechosos presos

El caso es el del homicidio de Cristian Tripaiñan, el muchacho al que mataron el sábado a tiros, puñaladas y golpes en el barrio Abel Amaya, al oeste de la ciudad.

Trelew (Agencia) Cayó ayer otro de los presuntos asesinos de Cristian Miguel Tripaiñan, el joven de 21 años que mataron a tiros, puñaladas y golpes el sábado pasado en un barrio del oeste de Trelew. Con esta detención, ya suman cinco los presos imputados de haber participado en el salvaje homicidio cuyo móvil es averiguado desde el lado del “ajuste de cuentas”.

Se dice que la víctima, ese día en que lo ultimaron, habría ido a atacar a tiros la casa de uno de los que hoy está con prisión preventiva, luego de una pelea en la que le habrían pegado hasta lastimarlo. Esa es una de las hipótesis más fuertes que explicaría el porqué del asesinato. La saña que emplearon para “ajusticiarlo” tendría su origen en lo intoxicados que estaban los autores.

El nuevo detenido que tiene el caso se llama Héctor Villamayor, tiene 37 años, le dicen “Enry” y lo complicarían varios testigos, como así también alguna prueba científica que lo colocaría al menos en el lugar del homicidio. En las próximas horas harán con él la audiencia de control, en la que se espera le dicten la prisión preventiva.

Su aprehensión fue realizada alrededor de las ocho y media en donde viviría, en la calle Corcovado al 400 entre Paso de Indios y Río Negro. Desde allí también las autoridades le llevaron secuestrado el auto; un Volkswagen Gol Country dorado que sería de utilidad para los investigadores judiciales.

De los cinco individuos que fueron detenidos el domingo por el sanguinario asesinato de Tripaiñan, solo tres quedaron con prisión preventiva por tres meses; había un prófugo que al final se entregó anteayer en tribunales y que seguramente será sometido al control de detención en la misma audiencia que el sospechoso que cayó ayer, que es Villamayor.

Se trata de Alexis Maximiliano Molina Schmidt, alias “Ale”, que desde que le allanaron su casa, y no lo encontraron, estuvo ocultándose de la policía hasta el martes en que por consejo quizás de algún abogado decidió presentarse solo en la fiscalía.

Molina Schmidt está preso ahora con su hermano Marcelo Matías que se entregó en la Comisaría Tercera el mismo domingo, horas después que le allanaran la vivienda y no lo ubicaran. Con Claudio Matías Muñoz –otro sospechoso de haber participado en el homicidio—y con Esteban Bordón, alias Gitano, para quien el juez de la causa fijó especiales pautas de encierro en la cárcel que buscarían protegerlo de los demás imputados.

Otros dos hermanos de Muñoz que supieron estar presos, también por el crimen, recobraron la libertad el lunes pero siguen sujetos al proceso judicial, continúan siendo investigados y pueden terminar de nuevo en prisión en cualquier momento.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -