Cinco consejos de Marie Kondo para poner en orden tu casa y, de paso, tu vida

Son muchos los conceptos que maneja la japonesa Marie Kondo en su método, donde la organización parece dar la felicidad. “Solo cuando te enfrentas a todo lo que tienes te das cuenta de lo que necesitas”, dice.

ORDENÁ POR CATEGORÍA PARA TOMAR CONCIENCIA

El descarte es una de las dos reglas básicas para poder ordenar bien. Si no descartás vas a seguir teniendo el mismo espacio para el mismo número de pertenencias. Y esto se traduce en caos en menos de dos semanas.

Si no agrupás toda esa categoría en un mismo lugar, (toda la ropa: abrigos, ropa interior, ropa de deporte, prendas verano e invierno, zapatos, etc.) y lo hacés poco a poco por cajones, cajas o estancias, jamás serás consciente de la cantidad de cosas que tenés. La idea, es que tomes consciencia de todo lo que hay y esto te ayude a decidir qué se queda y qué se va. Es decir, aprender a tirar o dar para ordenar mejor.

DOBLADO VERTICAL PARA GANAR ESPACIO

Todo lo que se aguanta de pie se puede doblar en vertical. Esto es lo primero que dijo Marie Kondo sobre su técnica. El doblado consiste en conseguir un rectángulo con la prenda y hacer los pliegues necesarios según la altura del cajón o caja dónde los vamos a guardar.

El doblado vertical nos permite optimizar al máximo el espacio, poder ver enseguida lo que buscamos (incluso lo que no sabíamos que teníamos), facilita tomarlo y guardarlo de nuevo y, además, transmite sensación de orden, belleza y armonía.

UN LUGAR PARA CADA COSA

El caos y el desorden se crea cuando juntás mucha cantidad de una misma cosa y/o cuando no hay un lugar concreto para cada una de ellas, sino que las vas dejando por cualquier rincón de casa. Suele ocurrir mucho por ejemplo con las gafas de sol, las pinzas para colgar la ropa, los bolígrafos… Que cada cosa tenga su lugar, junto al descarte, la otra regla básica del orden y de su mantenimiento.

Te puede interesar
Batman rescata animales que van a ser sacrificados y les busca adopción

SEGUÍ UN ORDEN

Ordenar tu casa no solo es doblar, organizar y dejar todo bonito. Es un proceso de diálogo con uno mismo, a veces de enfrentarse a la razón y a los sentimientos (esto me lo regaló fulanito, esto me recuerda a ese día…). El proceso de decidir que se queda y qué se va tiene mucho que ver con mirar a tu interior.

Si sigues el orden que Marie Kondo propone, este proceso irá fluyendo poco a poco y será cada vez más fácil tomar esa decisión. Es como un entrenamiento, empezás poco a poco para al final llegar al máximo rendimiento sin tanto esfuerzo. El orden que ella propone es, ropa, libros, papeles, komono (objetos varios) y valor sentimental.

QUEDÁTE SOLO CON LO QUE TE HAGA FELIZ

Cuando terminaás de ordenar todos los espacios físicos, de repente, te das cuenta de que también ordenaste ciertas cosas en tu cabeza. La fórmula es:

Orden físico + orden mental= equilibrio

Al haber aprendido a categorizar, agrupar, ordenar y sobre todo decidir qué es lo que te quedas porque te gusta, te hace feliz y te transmite alegría, empezás a darte cuenta de que hay otras cosas a tu alrededor que tampoco te gustan ni te hacen feliz, y entonces descubrís cuál es la verdadera Magia del orden.

Comentar
- Publicidad -