Alerta: Cómo actúan las bebidas energéticas

Ya se sabía que bebidas energéticas como Redbull o Monster y otras, contienen mucha cafeína y otros estimulantes y disminuyen la función de los vasos sanguíneos.

Los últimos resultados que se presentan en la reunión anual de la American Heart Association muestran que una sola bebida elevaba la presión arterial y los niveles de cortisol del bebedor (una medida del estrés), entre otros efectos dañinos.

Función vascular

En las personas estudiadas, la dilatación de los vasos tenía un promedio de 5,1% de diámetro antes de la bebida y luego cayó a 2,8%, lo que sugiere un deterioro agudo en la función vascular. Y solo una hora y media después de consumir la bebida energética.

El efecto negativo puede estar relacionado con la combinación de ingredientes en la bebida energética, como la cafeína, la taurina, el azúcar y otras hierbas en el endotelio (revestimiento de los vasos sanguíneos).

La sobredosis de cafeína no necesariamente produce la muerte, pero puede causar palpitaciones cardíacas, náuseas, vómitos, convulsiones, acidosis metabólica e hipertensión. Y puede matarte. Los adultos que consumen bebidas energéticas pueden aumentar el riesgo de hipertensión y diabetes tipo 2 (la cafeína reduce la sensibilidad a la insulina).

Esto sucede porque una bebida energética equivale a varias tazas de café. Pero eso no es el mayor problema: tiene más que ver con la velocidad a la que consumes la bebida. Aunque algunos tipos de café pueden tener niveles de cafeína comparables a las bebidas energéticas, el café se suele consumir caliente y, por consiguiente, más lentamente.

Te puede interesar
Saturno se convierte en el planeta con más satélites en el Sistema Solar

Ese aumento repentino de cafeína podría desencadenar un ataque cardíaco, incluso si la dosis total es la misma que una poderosa taza de café.

Un estudio alemán indica que desde 2002 las bebidas energéticas causaron “daño hepático, insuficiencia renal, trastornos respiratorios, agitación, convulsiones, trastornos psicóticos, rabdomiólisis, taquicardia, arritmias cardíacas, hipertensión, insuficiencia cardíaca y muerte”.

Regulaciones

Por todas estas razones, varios países intentaron prohibir por completo las bebidas energéticas. Francia incluso logró prohibirlas brevemente, pero las empresas presentaron una petición ante la Comisión Europea, argumentando que no había pruebas de que sus bebidas fueran activamente inseguras. La prohibición fue revocada poco después.

Algunos estados alemanes prohibieron exitosamente la Red Bull. Australia, Dinamarca, Uruguay y Turquía tienen algún tipo de prohibición de las bebidas con alto contenido de cafeína. Reino Unido empezó a prohibir su venta a menores de 16 años.

Una revisión de los efectos en la salud de la revista Pediatrics realizada en 2011 señaló que los jóvenes pueden ser particularmente susceptibles ya que no se establecieron niveles de consumo seguros y pueden haber problemas cardíacos o metabólicos no descubiertos que las bebidas energéticas pueden exacerbar, por no mencionar el hecho de que contienen toneladas de azúcar.

Comentar
- Publicidad -