Tarde de playa, controles policiales y hasta Ronaldo con carrito de súper

El verano sigue instalado en la zona y aun sin provocar temperaturas extremas, el sol obliga a buscar los espacios públicos en procura de un aire fresco que acompañe a combatir el calor que se siente más ante la falta de viento y pese a la nubosidad existente.

A la espera de un fin de semana que, según el pronóstico meteorológico permitirá disfrutar de temperaturas superiores a los 30 grados, la tarde de ayer volvió a permitir que las familias se acercaran a las playas aledañas, tanto Costanera como de zona norte, lo que permitió observar gran cantidad de niños jugando en las costas o disfrutando del agua.

En el marco de afianzar la seguridad, tampoco faltó el patrullaje de efectivos policiales de la Sección Canes que, acompañados por los atentos animales, desalentaron a cualquier eventual amigo de lo ajeno permitiendo que la jornada transcurriera sin mayores novedades y sin arrebato alguno.

Como siempre, el color de pequeñas carpas, trajes de baño llamativos o sombrillas de los más variados tonos -como para no perderlas- acompañaron a quienes se dieron el permiso del esparcimiento playero y, además del control bajo la mirada atenta de los guardavidas, se pudo observar la inusual visita de Ronaldo -con su número 7 en la espalda- que a pesar del calor y de lo dificultoso de circular sobre las piedras, empujaba un carrito de supermercado, vaya a saber hacia dónde.

Te puede interesar
Linares: “El vecinalismo merece todo el reconocimiento del Municipio”

En definitiva, una reiterada tarde de disfrute en la costa y en los espacios verdes urbanos que, si el pronóstico no se equivoca, volverá a convocar al público durante el día de hoy y de mañana.

Seguramente que si se logran las marcas previstas superiores a los 30 grados, toda la costa cercana volverá a ser el lugar elegido para pasar el día por lo que, nuevamente también, la ruta se transformará en el espacio de cuidado especial ya que ante la gran cantidad de vehículos, particularmente hacia el sur de la ciudad, puede transformarse en peligrosa.

 

Comentar
- Publicidad -