Diadema busca reposicionar sus atractivos para sus vecinos y la comunidad en general

Cerca de cumplir el primer año de gestión al frente de la vecinal, sus integrantes dialogaron con Crónica para realizar un balance del año que culminó y lo que esperan para este 2019. Ellos son Ángel Samienta (Presidente), Carolina Ramos y Marta Pardo, integrantes de la Comisión Directiva de la Unión Vecinal de Diadema que asumió en febrero del año 2018.
Afirman que están trabajando silenciosamente pero que los resultados de estos meses de gestión están a la vista como son la renovación y refacción de las instalaciones en el edificio de la Unión Vecinal. “Nosotros asumimos luego de más de un año en que la vecinal estuvo cerrada. Nos encontramos con deudas acumuladas y la infraestructura del lugar muy venida a menos. Pasa que por ahí no se ven esos trabajos”, decía a Crónica Carolina Ramos.

Para este 2019, con varias obras de pavimentación en marcha, decidieron consultarles a los vecinos qué más esperaban y la respuesta que recibieron fue la necesidad de contar con espacios verdes. Luego de un relevamiento, decidieron mejorar una de las plazas de la sección de “barrio Iglesia” y crear una nueva en “barrio Nuevo”. Aseguran que los mismos vecinos se comprometieron a colaborar con el cuidado de las mismas una vez inauguradas.

Para ello se reunieron con representantes de la Cooperativa COVIDIAR, quienes también gestionan obras de mejoramiento y administran algunos servicios de Diadema, con quienes aseguran hubo pleno acuerdo en cuanto a las necesidades que tenía el barrio.

Mejoras y bautismo del boulevard “Felicísimo Fuertes”

Entre los pendientes también enumeran un cartel de bienvenida a la entrada del barrio e inaugurar el boulevard que ya lleva el nombre de un histórico poblador: Felicísimo Fuertes.

Cuentan que luego de recuperar y mejorar el boulevard de ingreso al barrio buscaban un nombre que le dé identidad y que para que la elección del nombre sea lo más democrática posible se organizó una convocatoria abierta donde cada vecino podía depositar en una urna -había urnas en almacenes y espacios públicos- el nombre que considerasen se merecía tal reconocimiento. Cerca de 50 vecinos votaron y terminó resultando ganador Felicísimo Fuertes.

Te puede interesar
Está con libertad condicional y en apenas dos días cayó dos veces detenido por intentos de robo en Km. 8

“Don Fuertes”, como se lo recuerda en el barrio, fue quien se hizo cargo de la apertura del primer almacén que se inauguró en el barrio cuando la empresa SHELL ya estaba organizando su retiro.

Felicísimo había trabajado como mozo en el bar del barrio Central, había sido empleado en La Anónima, chofer de camiones cuando se hizo la pista del Aeropuerto Internacional General Enrique Mosconi, y finalmente fue gerente de la Cooperativa de Consumo. Ésta última era un Ramos Generales ubicado en lo que ahora es una tornería sobre la calle Lago Pueyrredón. Su trayectoria hizo que fuera el elegido por lo que la misma empresa le proporcionó el edificio y hasta la inversión para comenzar lo que fue el Mercado Ideal que abrió a principios de 1967 y los vecinos recuerdan que supo crear vínculos con cada uno de ellos.

Se perfila como otro atractivo turístico de la zona norte

Otro de los objetivos firmes que se propusieron para este año 2019 es avanzar en la creación de atractivos turísticos para el público local. “Los fines de semana viene mucha gente a pasear al barrio. Nosotros los vemos cómo dan vueltas en sus autos y queremos ofrecerles algo más”, decía Ángel Samienta, para lo cual están pensando en un espacio de artesanos y productores detrás de la pileta de natación y también ofrecer actividades culturales para lo cual esperan reunirse con Vleminchx.

Inseguridad

Respecto de la inseguridad, manifiestan que la misma se ha incrementado paralelamente al crecimiento del barrio. Consideran que deberían contar con mayor presencia policial ya que cuentan actualmente con tres efectivos para una población aproximada de 2300 habitantes en el barrio, según lo manifestaron a Crónica.

Recordaron el robo que ellos mismos sufrieron en la vecinal a comienzos de septiembre del año pasado cuando delincuentes sustrajeron dinero y una computadora. Aseguran que los vecinos también han sufrido robos en sus domicilios pero que -como también lo manifiestan otras vecinales de la ciudad- los damnificados no realizan la respectiva denuncia policial por lo que los hechos no quedan asentados.

 

Comentar
- Publicidad -