Trudeau rechaza la “arbitraria” condena a muerte de un canadiense en China

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó que la condena a muerte en China de un canadiense condenado por tráfico de drogas, Robert Lloyd Schellenberg, es “arbitraria” y una “grave preocupación”.

“Es una grave preocupación para nosotros como Gobierno, como debería serlo para todos nuestros amigos de la comunidad internacional y aliados, que China ha elegido aplicar arbitrariamente la pena de muerte”, dijo Trudeau en declaraciones a los periodistas en Ottawa. La condena a muerte de Schellenberg fue anunciada este lunes por la agencia estatal de noticias china Xinhua y coincide con una grave crisis diplomática entre ambos países iniciada en diciembre de 2018 con el arresto en Canadá de la directora financiera de la compañía china Huawei, Meng Wanzhou.

Tras el arresto de Meng, solicitado en extradición por Estados Unidos que le acusa de fraude por violar presuntamente las sanciones de Washington contra Irán, las autoridades chinas detuvieron a dos canadienses como sospechosos de actividades que, según Pekín, “ponen en riesgo la seguridad nacional” china.

Medios de comunicación canadienses destacaron que aunque en el pasado ciudadanos extranjeros fueron condenados a muerte en China por tráfico de drogas, el caso de Schellenberg no fue dado a conocer de forma pública por las autoridades chinas hasta después de la detención de Meng.

Te puede interesar
Trump presiona a China para negociar acuerdo comercial antes del 2020

Schellenberg fue arrestado en 2014 acusado de participar en el intento de envío de 222 kilogramos de anfetaminas ocultas en neumáticos de Australia a China. El canadiense fue juzgado inicialmente en 2016 y condenado a 15 años de prisión, pero el veredicto fue apelado porque los fiscales consideraron que la pena era demasiado leve. La radiotelevisión pública canadiense, CBC, dijo este lunes que en 2012 Schellenberg, de 36 años, fue condenado a dos años de prisión en Canadá por tráfico de drogas. Su historial delictivo se remonta a 2003 cuando fue sentenciado a seis meses de prisión por posesión de drogas para traficar.

 

Comentar
- Publicidad -