Nueva presencia veraniega

Luego de varios días con temperaturas que oscilan entre lo primaveral y un otoño-invierno, finalmente la jornada dominguera volvió a regalar una tarde con muy buena temperatura y con apenas una brisa, lo que permitió disfrutar de las playas cercanas y volver a disfrutar del mar o de la posibilidad de lograr un bronceado natural que perdure en los próximo meses.

Como sucede en cada ocasión que el calor de verano lo permite, las playas se vistieron de un colorido panorama, tanto por los destacados colores de los trajes de baño, como de reposeras, toallones o de pequeñas carpas, tipo iglú, que permiten protegerse por unos momentos de los rayos solares.

Las caminatas también se observaron en la playa que regaló la bajamar de la tarde y, a pesar del calor que alcanzó los 28 grados, también se observó un sostenido entrenamiento de niños, jóvenes o adultos de cara a la próxima Corrida Internacional Dr. Diego Zamit, que se desarrollará el próximo sábado 26 de enero.

Si bien no es recomendable por lo caluroso de ese momento, desde el mediodía de cada jornada se observa gran cantidad de corredores buscando, precisamente, un entrenamiento bajo exigencia rigurosa por si durante el transcurso de la 55ª Corrida el verano se presentara con altas temperaturas. Mientras tanto, y aprovechando cada momento que se pueda, disfrutando el calorcito de verano que se mantiene algo esquivo, las playas se colman de bañistas dispuestos a disfrutar del sol sobre la piel.

Te puede interesar
Corrupción en el IPV: condenan a 3 años a Abel Reyna, sin cumplimiento efectivo

 

Comentar
- Publicidad -