El Niño vuelve a sorprender con inusuales cambios climáticos

Si bien y hasta el momento continúa demorado el “nacimiento oficial” del esperado evento climático denominado Niño, el que ha sido adelantado por meteorólogos para esta época del año, lo cierto es que se van produciendo marcados cambios en el clima estacional -tanto en el norte como en el sur del país- lo que, de hecho, marca algunos drásticos cambios atmosféricos.

Esto es lo que demuestra una consecuencia general del fenómeno, aún cuando no se den todas las condiciones climáticas para su presencia formal en este comienzo de año pero, de acuerdo a lo que se advierte, el Niño parece estar demorado aunque comienza a hacerse presente con una intensidad moderada, lo que continuará creciendo hacia el otoño 2019 con probables episodios muy atípicos para diferentes zonas geográficas.

El fenómeno no fue declarado oficialmente, pero el cambio rotundo de condiciones que hubo en los últimos meses de 2018 en la región central de Argentina hace sospechar de su culpabilidad, al menos en parte y, tras un año muy seco en provincias como Córdoba y Santa Fe, desde noviembre han aumentado considerablemente las precipitaciones, en muchos casos presentando características fuertes o severas con importantes granizadas, lo que ha provocado importantes daños en cultivos y sectores ganaderos.

Frío intenso

Para la zona sur del país, cubriendo prácticamente toda la Patagonia, comenzó a notarse el avance de un frente de aire con características polares por el Pacífico Sur que se nota desde el lunes en la zona cordillerana, pronosticándose que la región se verá afectada por dos sistemas de bajas presiones.

Te puede interesar
Salud inició un paro por falta de pago y se manifestó frente al Regional

En ese marco, uno de esos sistemas incrementará fuertemente los vientos desde el oeste en el centro y norte patagónico, mientras que a partir de hoy pero desde el este y sudeste el viento podría afectar la región sur patagónica, en particular la zona comodorense con probables precipitaciones aisladas.

En tanto, el segundo frente de aire polar dejará -como de hecho ha ocurrido desde la tarde del lunes- nevadas de variada intensidad sobre el sector cordillerano, lo que ha sorprendido a localidades de Esquel, Epuyén, El Bolsón y Bariloche, entre otras, y especialmente a los circunstanciales turistas de la temporada que no preveían encontrarse con nieve o escarcha en la madrugada.

De acuerdo a lo pronosticado, la intensidad del frío podría mantener durante la jornada de hoy la precipitación nívea en la cordillera, situación que se ha transformado en una condición climática poco frecuente para un mes de enero, en pleno verano, aunque sí existen registros de este tipo de precipitaciones en años anteriores.

Esta situación extraña -que puede atribuirse a los cambios que va provocando el fenómeno Niño-, también sorprendió a Esquel con una precipitación similar ocurrida el 29 y 30 de setiembre pasado, cuando la ciudad cordilleana se vio sorprendida con una intensa “nevada de primavera”.

 

Comentar
- Publicidad -