Corte de Estados Unidos pide opinión a la Casa Blanca por la estatización de YPF

La Corte Suprema de Estados Unidos pidió la opinión de la Casa Blanca en la disputa judicial que impulsan fondos buitre de segunda generación contra YPF y la Argentina por la expropiación de la mayoría accionaria de la petrolera. No hay fecha para que el procurador general estadounidense se exprese sobre el caso.

El máximo tribunal de Justicia norteamericano dispuso consultar al “General Solicitor” de ese país (el jefe de los abogados del Estado) por ese juicio, que ya tiene dos fallos adversos para la Argentina. La Corte debe decidir si la demanda entablada por el fondo buitre Burford Capital, por la estatización de la petrolera (hecho ocurrido en 2012), debe continuar en tribunales de Estados Unidos o en Buenos Aires.

La demanda fue iniciada por ex accionistas minoritarios de YPF, luego de que el Estado argentino le pagara a la española Repsol -que controlaba a la petrolera argentina- 5.000 millones de dólares en concepto de resarcimiento por la “renacionalización” de la compañía. Luego, Burford compró los derechos para iniciar el juicio en nombre de algunos de esos accionistas.

Los abogados del fondo norteamericano argumentan que durante el gobierno de Cristina Kirchner la Argentina rompió el contrato de concesión de YPF, al expropiar el 51% de esa compañía y no haber formulado una oferta a los socios minoritarios.

Según los letrados, se trata de una cuestión de derecho comercial que debe ser juzgada en EEUU, donde se emitieron las acciones de la petrolera.

La intención del Gobierno argentino es que el demandante se presente ante los tribunales argentinos, por entender que la “reestatización” de YPF fue una decisión soberana. Pero no existe un buen precedente. La Argentina tuvo ya dos fallos negativos: uno de la jueza federal de Manhattan, Loretta Preska, y otro de segunda instancia de la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Si finalmente la Corte Suprema de EEUU rechaza la argumentación argentina, el caso volverá a primera instancia. El tribunal de Preska deberá iniciar un juicio y esto abriría además lo que se conoce en la Justicia de EEUU como un “discovery process”, que obligaría a indagar cómo fue el camino que recorrió la YPF privada desde la era Repsol hasta la llegada del Grupo Petersen, la expropiación y el “buitre” que inició la demanda.

Te puede interesar
YPF lanza su app Filler para la carga de combustible en barrios privados

La Corte tenía tres alternativas: aceptar la apelación argentina, rechazarla o pedirle opinión al Gobierno norteamericano, algo que finalmente ocurrió. Si bien la primera opción era la más auspiciosa, el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, está satisfecho con la tercera. Los abogados argentinos consideran que la buena relación entre Trump y Mauricio Macri puede tallar a favor del país en la opinión que aporten los asesores de la Casa Blanca a la Corte Suprema de ese país. El argumento de los demandantes es que la estatización de YPF violó las leyes de oferta pública en Estados Unidos. La Argentina, en cambio, dice que fue una decisión soberana.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -